Expertos internacionales analizan desafíos de proyectos de inversión social en Chile

    • En taller organizado por AmCham Chile, profesionales de Global Communities señalaron que los principales desafíos se vinculan con el desarrollo de alianzas, la aplicación de estrategias y sistemas de evaluación, y la necesidad de promover el compromiso de los líderes de las empresas.

    Representantes de empresas de diversos rubros, además de entidades de gobierno, participaron en el workshop Desarrollo Comunitario: Midiendo la Inversión Social. En el encuentro, organizado por la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio, AmCham Chile, con la colaboración de Global Communities, se analizaron y abordaron modelos de éxito en iniciativas de desarrollo económico sustentable. Lo anterior incluyó la revisión de experiencias, metodologías y estrategias de relacionamiento comunitario, además de recalcar la necesidad de contar con indicadores para la medición de impacto de proyectos de inversión social.

    En el taller se analizó la evolución y gobernanza de la gestión de desarrollo comunitario, la identificación de las etapas críticas del ciclo de vida de una intervención de largo plazo con una comunidad, la relevancia de construir alianzas intersectoriales y el rol de las empresas en Chile en torno a estas materias. Sobre este punto el gerente general de AmCham Chile, Roberto Matus, señaló que “en este workshop reunimos a líderes de diversos sectores, tanto nacionales como internacionales. Además, cada módulo fue moderado por expertos en sustentabilidad. Todos los integrantes que participaron en esta actividad son agentes de cambio en sus respectivas organizaciones, a quienes involucramos en una instancia de educación dirigida al aprendizaje, la interiorización de distintos enfoques y el planteamiento de nuevas preguntas”.

    Los expertos de Global Communities, organización internacional sin fines de lucro con operaciones en más de 30 países y dedicada al levantamiento de recursos públicos y privados, velando por intervenciones sostenibles en diferentes territorios y comunidades alrededor del mundo, destacaron que Chile, a pesar de ser un país económicamente y políticamente estable y atractivo para inversión extranjera, aún tiene diversos desafíos y espacios de mejora. El director de Impacto de Programas y Aprendizaje de Global Communities, Milton Funes, señaló que estos se vinculan con la incorporación de nuevos actores y el compromiso de posiciones de liderazgo: “en este taller reunimos a algunos de los principales tomadores de decisiones de empresas en Chile en torno a temas de relacionamiento comunitario. A ello se suma que pudimos identificar dos desafíos claves. El primero, se relaciona con sumar nuevos actores a los proyectos. Por ejemplo, en las empresas en Chile todavía quieren hacer todo desde adentro, lo que no es posible. Siempre es bueno tener aliados, porque si un tercero habla bien de tu iniciativa, aquello tiene un mayor valor. El segundo desafío se relaciona con que la alta gerencia todavía no toma conciencia del valor que implica tener una relación armoniosa con las comunidades. Chile ha experimentado situaciones recientes en las que se ha podido percibir el poder de la comunidad, lo que ha producido grandes pérdidas. El relacionamiento comunitario no es responsabilidad de un grupo al interior de la empresa, sino una responsabilidad de todos y los niveles de inversión tienen que ser importantes, sobre todo, si queremos movernos a ese desarrollo sustentable del que tanto hablamos, y para lo que es clave mirar las buenas prácticas en Estados Unidos y Europa”.

    Desde otra perspectiva, la vicepresidenta de Alianzas Estratégicas de Global Communities, Ann Nicocelli-Bailey, sostuvo que Chile tiene una gran oportunidad al adoptar algunas buenas prácticas de Estados Unidos en materia de proyectos de inversión social. “Cuando te enfocas en proyectos de relacionamiento comunitario es importante saber contar la historia, es decir, tener claridad sobre alcances y posibles impactos. Esto se logra por medio de la aplicación de métricas dirigidas a mostrar qué es lo que ha cambiado y detectar qué aspectos concretos han mejorado en una comunidad determinada. La segunda, está en cómo implementar una estrategia de entrada y salida. Las compañías no estarán eternamente en el lugar en donde operan, por lo tanto, se requiere trabajar con los gobiernos locales y los líderes comunitarios. Esto para diseñar un sistema que asegure continuidad a las iniciativas de inversión social. El relacionamiento comunitario se debe abordar con una perspectiva de futuro”.

    En el encuentro, que contó con la participación y asesoría de líderes de Acción Empresas, SustentaRSE y Equilibria Consultores, fue integrado por empresas como Colbún, Cargill, Aramark, Bci, CGE, Transelec, ENAP, Arauco, Agrosuper y Komatsu Cummings, además de representantes del Ministerio de Energía y Sernapesca.

    Al término del encuentro el director ejecutivo de Global Communities en Brasil, Jon Allen, agregó que Chile tiene enormes oportunidades para el desarrollo sustentable de comunidades, si bien todavía se requiere una mayor planificación en los proyectos: “las empresas a veces tienen dificultades en conectar sus objetivos en torno a proyectos de inversión de carácter comunitario. Entonces, es muy relevante tener una línea de base por medio de investigaciones de percepción pública. Esto para entender cómo estaba la situación antes de la implementación de un proyecto. También es vital la realización de evaluaciones continuas, trabajando con indicadores y con estudios que pueden anticipar posibles conflictos”.

Galería de fotos
Ver más

Comentarios

El envío de comentarios está deshabilitado.