Universidad de Cornell y Fundación Chile impulsan proyecto de acuiponía sustentable

Los desechos de los peces -disueltos en el agua- nutren a las plantas, que extraen esos nutrientes y purifican el agua, la que regresa al estanque en recirculación. Este ciclo sustentable reduce los desechos y maximiza el reciclaje con el resultado de una economía circular. Esa es la base de la acuiponía, que une acuicultura e hidroponía en un medio ambiente simbiótico para la producción de peces y hortalizas. Se trata de un sistema que ha ido ganando adeptos en el mundo como opción para cultivar alimentos orgánicos (sin utilización de fertilizantes ni pesticidas), con un uso eficiente del agua.

Sumándose a esta tendencia, la Universidad de Cornell contactó a Fundación Chile para desarrollar un proyecto de este tipo en alguna institución benéfica para menores, lo que motivó la gestión con Aldeas Infantiles SOS de Puerto Varas. La iniciativa corresponde a un curso de emprendimiento de pregrado de la casa de estudios norteamericana. “Tenemos una larga trayectoria de trabajo en común con académicos de Cornell, en proyectos, publicaciones y cursos sobre sistemas de recirculación para la acuicultura”, explica Martin Hevia, director ejecutivo de Acuicultura de Fundación Chile.

Aldeas Infantiles SOS de Puerto Varas se sumó con entusiasmo a este proyecto, que busca contribuir a la sustentabilidad de la institución benéfica. “Esto no es un ejercicio puramente académico y tampoco es algo que vamos a implementar para después retirarnos -enfatiza Martin Hevia-, sino que se trata de capacitar a los miembros de esta comunidad para que vayan progresivamente asumiendo las responsabilidades y desarrollen la acuiponía como una actividad económica interna, tanto para autoabastecerse con pescados y hortalizas, como para comercializar los excedentes y así cofinanciar la actividad propia de la Aldea”.

Para desarrollar el proyecto de acuiponía, académicos y alumnos hicieron previamente un estudio de mercado en la X Región, sondeando precios y opciones de comercialización para pescados (truchas, en este caso) y las hortalizas que se cultivarán, que en un principio serán 2 ó 3 variedades de lechugas.

Actualmente, se están recaudando los recursos necesarios para desarrollar el proyecto, estimados en un inicio en cien mil dólares. Además de los contactos con empresas potencialmente interesadas en aportar, los alumnos de la Universidad de Cornell crearon un blog para recibir donaciones (blogs.cornell.edu/aquaponics), donde también se puede encontrar la información relevante del proyecto y un video explicativo.

Aldeas Infantiles SOS es una ONG internacional y sin fines de lucro, con presencia en 134 países. En Chile mantienen 13 Aldeas y 4 programas de Fortalecimiento Familiar, atendiendo a 1.800 niños. La Aldea de Puerto Varas acoge a 51 niños que carecen de la protección de una familia. Al contar con un extenso terreno y agua de pozo, se dan las condiciones idóneas para el desarrollo de la acuiponía en este último centro. Su director, Víctor Oviedo, da a conocer la expectativa que tienen en la Aldea respecto a este proyecto: “Estamos ansiosos de que se haga realidad, ya que sería una oportunidad muy valiosa de aprendizaje para nuestros niños, niñas y adolescentes; como a su vez, en una primera instancia, daría respuesta a las necesidades básicas de nuestra comunidad. También, en un futuro, podríamos ofrecer nuestros productos en hoteles y supermercados de la comuna, logrando un ingreso adicional para nuestra organización y así poder enfrentar los nuevos desafíos en el ámbito económico, considerando la meta de auto sustentabilidad para el año 2020”.

Comentarios

El envío de comentarios está deshabilitado.