Premio AmCham al Buen Ciudadano Empresarial 2006

Felicitaciones a : 

D & S
Gerdau Aza
Universidad Católica de Chile y agradecemos la participación de las empresas.

Por cuarto año, la Cámara Chileno-Norteamericana de Comercio, AmCham, entregó los premios Buen Ciudadano Empresarial que entrega esta institución a programas de RSE que beneficien a la comunidad. Los ganadores de la versión 2006 fueron -en orden alfabético- los programas “Agregarle Valor a la Chatarra” de Gerdau Aza, Codeco’s Líder de D&S y el programa Penta UC de la Pontificia Universidad Católica.

La ceremonia se llevó a cabo en el Hotel Sheraton y en ella estuvieron presentes los representantes de los programas finalistas, representantes de ONG’s y entidades vinculadas a la responsabilidad social empresarial y los miembros del jurado. Este estuvo integrado por:

·    Michael Grasty, presidente de AmCham y presidente del Jurado.
·    Adriana Delpiano, Directora Socio Cultural del Gabinete de la Presidenta de la República.
·    Craig Kelly, Embajador de Estados Unidos.
·    Padre Agustín Moreira S.J., Capellán del Hogar de Cristo
·    Hernán Somerville, presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio,
·    Rodolfo Echeverría, presidente del Comité de Alianza Social de AmCham.
·    Javier Irarrázaval, presidente de Acción RSE
·    Jaime Bellolio, representante de la Federación de Medios de Comunicación y presidente de Anatel.
·    Mladen Koljatic, académico de la Pontificia Universidad Católica  y
·    Álvaro Pezoa, académico de la Universidad de Los Andes.

Durante la ceremonia, el Presidente de AmCham se refirió a la importancia de incorporar la responsabilidad social empresarial en el “ADN” de las empresas y agradeció tanto a las empresas participantes, como a Prohumana y a los miembros del Jurado.  (En la foto, los ganadores junto al jurado).

AmCham instauró este premio hace cuatro años, con el objetivo de promover la realización de programas de responsabilidad social empresarial que vayan en directo beneficio de la comunidad. La idea tras este reconocimiento –el primero de su tipo otorgado en Chile- es distinguir públicamente esos proyectos a fin de que  puedan ser emulados por otras empresas.

Este reconocimiento –impulsado por el Comité de Alianza Social de AmCham- busca destacar la aplicación de programas de responsabilidad social empresarial, orientados a la comunidad. Estos deben tener a lo menos un año de antigüedad, propender a su permanencia en el tiempo y a la austosustentabilidad y su impacto positivo debe ser de alguna manera mesurable.
Junto a ello, persigue incentivar estas prácticas considerando que el mayor conocimiento que exista de estos proyectos permitirá su replicabilidad en otras instituciones y comunidades. AmCham entregó a las empresas interesadas un cuestionario elaborado por Fundación ProHumana, quien prestó la asesoría metodológica, de  manera que el jurado pudiese adoptar su decisión en base a información procesada.

 

Reseña de los programas ganadores (por orden alfabético): 

“Agregarle Valor a la Chatarra”, de la Empresa Gerdau Aza.
Este programa busca aumentar la capacidad de reciclaje de chatarra y generar una actividad que puede generar empleos formales y  disminuir la cantidad de basura que se dispone en vertederos.
El proyecto de esta empresa  también busca hacer uso eficiente de los recursos que hoy en día se botan en los vertederos y apoyar las políticas gubernamentales en materia de reciclaje y gestión de residuos sólidos domiciliarios.
Se han beneficiado con este programa proveedores inscritos en los registros de la empresa y recolectores primarios –de sectores de bajos ingresos- que realizan la función recicladora.
La empresa apoya el programa mediante la adquisición de tecnología que optimice el negocio de los proveedores y la instalación de centros de acopio en distintas ciudades de Chile en alianzas con proveedores. Más de 400 mil toneladas de chatarra se están reciclando anualmente. Uno de los logros de este programa es justamente el impacto ambiental positivo que eso significa para el país además de la generación de empleos que conlleva.


 

Codeco’s Líder, de la empresa D & S.
El programa consiste en la conformación de un Consejos de desarrollo con la comunidad, -CODECO’s-  en cada una de los lugares dónde existe un supermercado Líder. Cada CODECO está liderado por el Gerente de Ventas del supermercado y por tres o más representantes sociales de la comunidad local. Además, cuenta con la participación de colaboradores de Líder.
Cada CODECO define un proyecto social mensual a apoyar que es cofinanciado por Líder en un máximo de un 50% y todos sus miembros se comprometen activamente a completar el financiamiento, con la comunidad directamente beneficiada.
Los CODECOS, buscan generar una convivencia sustentable basada  en el valor de la solidaridad, que invita a la corresponsabilidad frente a las problemáticas sociales que afectan las comunidades y cuya solución repercute directamente en el desarrollo de todos quienes forman parte de esta.
A  la fecha hay más de 10.000 personas que se han beneficiado directamente con este programa, perteneciente a grupos en situación de pobreza, extrema pobreza y exclusión social y geográficamente dentro de las comunidades locales dónde están presentes los supermercados. Además de este logro, para la empresa ha significado generar una convivencia sustentable, agregando el valor de la solidaridad y comprometiendo un presupuesto compartido para inversión social.
Durante su primer año y medio de vida, se logró generar 203 proyectos sociales, y sumar nuevas redes solidarias en 60 comunidades de Arica a Punta Arenas.

 


Programa Penta de la Pontifica Universidad Católica de Chile.
Los niños y jóvenes con talentos académicos constituyen una reserva enorme de riqueza en términos de capital humano y potencial de contribución al desarrollo nacional. La superación de la pobreza y la posibilidad de un desarrollo sustentable, requieren invertir educacionalmente en el potencial que reside en cada uno de los estudiantes chilenos, y en particular, en aquellos con capacidades destacadas.
El programa Penta-UC busca aportar desde el ámbito universitario al desarrollo del talento académico de los estudiantes, en especial aquellos cuyo entorno natural no les brinda suficientes oportunidades para cultivar su potencial. Para ello les ofrece a escolares con talentos académicos que cursan entre 6° básico y 4° medio, oportunidades de aprendizaje que enriquezcan, amplíen y profundicen conocimientos,  ordenadas de acuerdo a sus áreas de interés, conocimientos previos, velocidad y estilos de aprendizaje.
Se trata de un proyecto innovador, pionero en Chile y en Latinoamérica, dirigido a entregar oportunidades a alumnos provenientes de sectores de escasos recursos. A los alumnos seleccionados por sus colegios y la Universidad se les ofrece la posibilidad de asistir los viernes en y sábados a cursos especialmente diseñados para ellos y dictados por profesores universitarios en el Campus San Joaquín.  Los alumnos escogen libremente los cursos que deseen tomar basados en su motivación e interés y pueden permanecer hasta 7 años en el programa, que beca hasta en un 100% a alumnos de  colegios municipales.
A la fecha más de 1.600 niños y jóvenes con talentos académicos han participado en el programa Penta UC.


Comentarios