Carta del Presidente: Los Objetivos de AmCham para el año 2007

A letter from the President
AmCham’s objectives for 2007Junto con saludarles y esperando que hayan tenido un buen verano, quisiera tomarme un momento de su tiempo para darles a conocer cuáles serán las principales líneas de acción de nuestra Cámara durante este año 2007
En Octubre pasado realizamos nuestra reunión anual de planificación estratégica en la que nos focalizamos en buscar maneras efectivas de cumplir con la misión de AmCham de fortalecer el comercio bilateral entre EE.UU. y Chile y facilitar los servicios relacionados.
Como conclusión de esta reunión se determinó trabajar sobre cinco pilares fundamentales a partir de ahora mismo, todos de igual importancia y jerarquía y que requerirán de trabajo conjunto de nuestro directorio y de todos los socios para poder sacar adelante esta tarea.
Creemos que hay temas en los que claramente el mayor aporte que puede hacer AmCham es dando a conocer o traspasando el know how que empresas norteamericanas tienen en diversas áreas o la experiencia que ese país ha acumulado frente a determinados problemas.
Este año contaremos además, una oportunidad más para discutir y dar a conocer estos problemas al más alto nivel y recoger la experiencia de todo el continente: Se trata de la reunión de Business Future of the Americas (BFA) que AmCham, en conjunto con la Asociación de Cámaras de Comercio Americanas en Latinoamérica (AACCLA) y El Mercurio, está organizando para junio próximo en Santiago.  La concurrencia de los máximos directivos de las 23 AmCham’s de la región, así como de expositores del más alto nivel internacional, será la ocasión propicia no sólo para que Chile muestre todo su potencial como país para hacer negocios y para que nuestros socios puedan aprovechar esta instancia. También será la oportunidad para discutir los tópicos más importantes para que Chile y Latinoamérica alcancen los niveles de competitividad que requiere el desarrollo de la región.
El impulso a la innovación, la integración regional, los problemas energéticos, el emprendimiento y, en definitiva, los pasos que permitan un desarrollo comercial más fluido, serán algunos de los temas abordados en nuestra conferencia. Desde ya, los invito a inscribirse e informarse acerca de este evento (www.amchamchile.cl/bfa) o contactándose con nuestra oficina.

Los cinco “pilares” de nuestro trabajo son:

 

I.- TLC:
Al cumplirse los tres años desde su entrada en vigencia, el comercio bilateral ha aumentado en un 133%, lo cual sin duda es una cifra muy positiva y mucho mayor a la esperada. Más aún, no se han observado las consecuencias negativas que pronosticaban los sectores que planteaban reparos a éste.
Sin embargo, AmCham cree que todavía falta profundizar muchos aspectos, entre los que mencionaré:
1.- Hay áreas que muestran subutilización de los beneficios del mismo. Es el caso de:
-Compras públicas: El TLC con Chile incluye la posibilidad para los chilenos de participar en las licitaciones del sector público de EE.UU. Es decir, todos los insumos que requiere el aparato público (nacional y de cada Estado): desde lápices, hasta mobiliario. Creemos que aquí hay una ventana de negocios de proporciones enormes.
-Exportación de lácteos y otros: el TLC fija determinadas cuotas para ser exportados, las que no han sido utilizadas completamente hasta el momento.
-Concesión de Visas de Trabajo en EE.UU.: junto con Singapur, se trata de los únicos TLC firmados por ese país que otorgan un número de visas de trabajo temporal en ese país. Baste decir que la cuota anual que fija el TLC con Chile es de 1400 visas de trabajo al año y que durante el 2006 sólo se otorgaron 158 de estas visas. ¡Qué decir de los años pasados que muestran cifras escuálidas! Ya sea por desconocimiento o falta de difusión, el hecho es que aquí hay claramente un beneficio que no está siendo usado y que tanto a Chile como a Estados Unidos sí le interesa aprovechar.
-Participación de las Pymes en la exportación a EE.UU.: definitivamente aquí se requiere un nuevo impulso para que éstas puedan acceder con sus productos a ese mercado. El TLC con EE.UU. abre una enorme ventana para ellos.
Hay más de 2084 empresas exportan a EE.UU., de las  que cerca de un 50% corresponde a Pymes. Nuestros esfuerzos se destinarán a proporcionar asistencia a estas empresas, para lo cual estamos trabajando en la formación de un PYME CENTER.

2.- Se requiere mejorar aspectos operativos y administrativos del mismo, para hacer más fácil y claro toda la documentación requerida, ahorrando así recursos y tiempo. Aduanas, formularios, normas sanitarias, referentes al bioterrorismo y otras que requieren de uniformidad, fácil comprensión y acceso. Este trabajo lo realizaremos a través de un comité de seguimiento del TLC (que ha estado en funcionamiento desde que éste entrara en vigencia) y que está compuesto por diversas entidades empresariales ligadas a la actividad exportadora, como también por los organismos públicos más relevantes en la materia. Del trabajo de este equipo, más el aporte que los socios puedan hacer, salen las propuestas concretas orientadas a facilitar el comercio bilateral.

 

II.- CHILE PAIS PLATAFORMA:
Este segundo tema, muy ligado al anterior, lo hemos llamado por varias razones TLC II. Así como Chile ha logrado posicionarse mundialmente como exportador de comodities y materias primas, somos unos convencidos de que existe un gran potencial para que el país se transforme también en exportador de servicios.
Para ellos se requiere que gobierno y privados trabajen en forma conjunta  a fin de ofrecer propuestas orientadas a producir los incentivos para que empresas multinacionales elijan a Chile como su base regional y desde aquí prestar servicios al resto del continente y por qué no del mundo.
Chile tiene muchas ventajas sobre nuestros vecinos, pero tiene otras desventajas que desincentivan a las empresas. Y en este punto hay que ser muy claros: o hacemos los cambios necesarios ahora, u otros países se llevarán esta inversión (Irlanda, India, Nueva Zelanda y Uruguay, entre otros).
Las materias que resolver no son complicadas, pero sí son de detalles y de largo plazo: flexibilidad laboral (debemos trabajar para diferentes husos horarios); simplificación de trámites para que extranjeros trabajen en Chile; un enorme esfuerzo para obtener técnicos y profesionales bilingües; solucionar los problemas de doble tributación y otros. Durante el año pasado en un seminario sobre el tema, pudimos conocer la experiencia de Uruguay y creo que se pueden extraer buenas ideas de un ejemplo tan cercano.
Creemos que Chile tiene grandes posibilidades (incluso cuenta con un renovado Centro de Arbitraje Comercial Internacional, liderado por la Cámara de Comercio de Santiago y cuyo Consejo integra AmCham), pero si no se toman las medidas a tiempo, llegaremos tarde a la repartición.

 

III.- DEBIDO RESGUARDO A LA PROPIEDAD INTECTUAL
Se trata de un tema de suma importancia para Chile y que creemos no ha sido aquilatado con suficiente profundidad.
Aquí no se trata hoy de defender un determinado sector industrial. AmCham tiene una clara postura que en síntesis señala:
1.-   El debido resguardo a la propiedad intelectual es algo que favorece directamente a los empresarios, innovadores y emprendedores chilenos. Si alguien teme que su desarrollo (científico, artístico, tecnológico, o de cualquier índole) no tendrá suficiente protección, no sólo no hará los esfuerzos suficientes, sino que –algo que sucede hoy- inscribe su invento o idea en los registros de EE.UU. y no de Chile. El motivo: desconfianza.
Si queremos, por tanto, que en el país se genere innovación (a nuestro juicio absolutamente indispensable para lograr un salto al desarrollo y no quedarnos atrás), es urgente resguardar debidamente la propiedad intelectual.
2.-  Una segunda razón por la que el país debería hacer un esfuerzo por mejorar el resguardo a la propiedad intelectual es porque Chile debe cumplir con los compromisos adquiridos. Los éxitos en la globalización de Chile se deben en gran parte a que ha sido considerado un país serio. En este caso, sin embargo, el que Chile sea cuestionado por Estados Unidos en cuanto a este punto y el que haya un atraso en materia de legislación, puede significar un riesgo de gran importancia para nuestro desarrollo futuro y comercio. La clasificación de Chile en “Priority Watch List” por parte de EE.UU. no es un hecho menor, como tampoco lo es el que la propia Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), Susan Schwab, haya hecho el anuncio personalmente. Es un indicativo de la relevancia que ese país le otorga al tema.
Chile debe cumplir con sus compromisos internacionales a tiempo y sin dilaciones. La defensa de la propiedad intelectual debe ser inculcada en toda nuestra educación y dejar de lado aquello de que “no está en nuestra cultura” o “si me sale más barato….”. Recordemos que lo barato…puede salir más caro.

3.- Si queremos más inversión extranjera en el país, el estado de derecho debe ser la norma y en este sentido, si el país no entrega esta debida protección, tenemos menos opciones de atraer inversionistas que podrían dar empleo y traspasar conocimientos.

 

IV.- RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL
 Nos enorgullece ser pioneros en reconocer y dar a conocer las conductas empresariales socialmente responsables. Lo hemos dicho una y otra vez. La responsabilidad social es un tema ético y también empresarial. No sólo nos debemos a la comunidad en la que estamos insertos, sino que en el mundo de hoy, los empresarios que no comprenden esta realidad son castigados por los consumidores sin importar cuán lejos estos estén. AmCham se enorgullece también de contar entre sus socios a empresas que están haciendo incluso más allá de lo que las normas exigen en el país y nos complace poder reconocer año a año con el Premio al Bueno Ciudadano Empresarial, aquellos programas y conductas dignas de imitar.
Trabajamos y trabajaremos con mayor energía por traer a este país experiencias exitosas que hay en los EE.UU. y que creemos pueden y deben ser implementadas en Chile.V:- BRINDAR UN MEJOR SERVICIO A NUESTROS SOCIOS
Nada de lo anterior tiene sentido, sino es para servir a nuestros socios mejor. Nuestra misión es fomentar el libre comercio y la inversión entre Estados Unidos y Chile y facilitar los servicios relacionados. Por ello, hemos reestructurado alguno de nuestros equipos de trabajo de modo de brindar un servicio oportuno y eficaz a cada uno, de acuerdo a sus necesidades, tomando en cuenta que las diferentes naturalezas e intereses de nuestros socios no pueden satisfacerse con un mismo esquema.
El servicio de tramitación de visas a Estados Unidos, exclusivo para socios, sus empleados y familiares; los estudios de mercado a pedido, o selección de información relevante,  la búsqueda de posibles socios, contactos o distribuidores aquí o en Estados Unidos para concretar negocios, convenios, y posibilidades de networking y marketing para sus productos y marcas son algunos de los servicios que queremos reforzar durante este año.
Entendiendo, además, que nuestros socios desean tener acceso a una información privilegiada de las materias de su interés, continuaremos con las reuniones de comités, en las que se invitarán a expositores de reconocida autoridad en determinadas materias.
Estamos creando, asimismo, nuevas instancias de networking para que haya oportunidad de encuentros entre personas que buscan complementos para sus negocios.
Este año enfatizaremos, asimismo, el trabajo de los cuatro pilares mencionados anteriormente de forma que todos los comités y sus integrantes puedan hacer aportes, desde su particular área.Para llevar a cabo todas estas tareas AmCham cuenta con un Directorio y Consejo Consultivo de gran categoría, el que da continuidad al trabajo realizado por el anterior directorio.
Hemos procurado que sus integrantes no sólo sean personas de gran capacidad en todas sus áreas, sino también intentar cubrir los diferentes sectores productivos. Ellos serán los encargados de conducir el trabajo de los diferentes comités y de los pilares temáticos. Continuaremos colaborando con la Embajada de Estados Unidos en Chile y con ProChile, con los que no sólo desarrollamos programas conjuntos de trabajo, sino también nos ayuda en la búsqueda de la mejor información para nuestros socios. No menos importante, AmCham cuenta con un staff de profesionales capacitado para ayudarlo en la búsqueda de la información o los contactos que usted requiere.
Junto a lo anterior, continuaremos trabajando con otras entidades del sector privado y público para buscar las mejores soluciones posibles a los problemas. Estas alianzas han probado ser sumamente eficientes en el pasado y, por lo mismo, proseguiremos trabajando en esta línea.
Iniciamos el año con energías renovadas. Por favor no dude en contactarme para hacerme llegar sus comentarios.

Mateo Budinich
Presidente
AmCham Chile

Comentarios