Columna del Presidente de AmCham

BUEN CIUDADANO EMPRESARIAL: MATERIA DE COMPETENCIA Y SUPERVIVENCIA

Por quinto año la Cámara Chileno-Norteamericana de Comercio (AmCham) ha convocando a las empresas a postular al Premio al Buen Ciudadano Empresarial, presentando los programas de RSE que desarrollan.

El interés por participar en este premio, desde su creación el 2002, ha ido en aumento, al igual que la cantidad de empresas que están implementando con éxito programas sustentables de apoyo a la comunidad.

Se ha dado un paso importante en el crecimiento de esta actividad en Chile, no sólo en cantidad, sino también en calidad de éstos.  En muchas empresas esta actividad se ha institucionalizado, lo que, indudablemente, permite que los programas sean administrados adecuadamente.

Una de las consecuencias de esta aceptación de la responsabilidad social empresarial como una tarea estratégica de la empresa,  ha sido la elaboración e implementación de programas sustentables en el largo plazo y medibles en términos de resultados concretos que aportan a la comunidad.

El Premio al Buen Ciudadano Empresarial de AmCham pretende promover estas conductas dignas de emular.  Se quiere destacar a los mejores programas de responsabilidad social enfocados al compromiso con la comunidad y llevados a cabo por empresas que desarrollen actividad en Chile.

Entendemos la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) como la visión de los negocios que incorpora el respeto por los valores éticos, las personas, las comunidades y el medio ambiente.   Al mismo tiempo, se define como compromiso con la comunidad al amplio rango de acciones de la empresa para contribuir a mejorar la calidad de vida de las comunidades en las que opera, diseñando y ejecutando iniciativas o programas sociales, en forma estratégica y programada.

La principal razón de ser de la empresa es crear riqueza, administrando sus recursos eficientemente y obteniendo un beneficio específico.   Pero ninguna empresa puede operar con prescindencia de la comunidad donde está ubicada, deteriorando el medio ambiente en que vivimos todos o teniendo prácticas que afectan negativamente a sus clientes o empleados.

Las empresas exitosas están comprometidas con su entorno y con la promoción de un ambiente laboral interno de calidad; esto último considerando también que la sociedad exige cada vez más que se le entreguen no solamente productos de calidad y buen precio, sino que las empresas también aporten a la calidad de vida en las comunidades donde participan.

Ante estas nuevas exigencias del mercado, AmCham quisiera contribuir a que las empresas de menor tamaño incorporen programas de apoyo a la comunidad que sean sustentables en el largo plazo. Por esta misma razón a través del Premio AmCham al Buen Ciudadano Empresarial se estimula la postulación de programas desarrollados por PYMES.

¿Por qué AmCham se ocupa de esta materia en forma prioritaria?

Nuestra misión es fomentar el libre comercio y la inversión entre Chile y Estados Unidos; y desde ese punto de vista las decisiones de consumo y compra de insumos tiene mucho que ver con la percepción del mercado sobre el comportamiento de la empresa.   En el mundo de hoy no se pueden generar ventajas competitivas sobre la base de arbitrajes laborales o ecológicos

Construir un capital social es un tema de competencia y sobrevivencia. Actuar sobre la base de emergencias o crisis nunca reditúa. Y la RSE es el medio estructurado que guía a las empresas en el crecimiento de esta capital, que fortalece a las empresas en los mercados donde producen y hacia dónde exportan.

En tal sentido quisiéramos aportar la experiencia de muchas empresas socias que actualmente tienen prácticas empresariales de larga data y de muy buenos resultados. Estas han sido reconocidas en Chile y en el extranjero.

Al mismo tiempo, AmCham está ligada a una red de más de 20 mil empresas en Latinoamérica, a través de las AmCham’s de cada país, reunidas en AACCLA (Asociación de Cámaras de Comercio Americanas en Latinoamérica) con las que también hemos podido compartir experiencias en este importante y novedoso campo que se ha abierto para el desarrollo de la empresa.

Mateo Budinich
Presidente AmCham

Comentarios