Embajador de Estados Unidos en Chile, Sr. Alejandro Wolff

Energizando la Relación entre Estados Unidos y Chile

Cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó Chile en marzo, destacó la importancia para ambos países de la cooperación bilateral respecto de la energía y el medio ambiente. Junto con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció planes para profundizar la cooperación en materia de energías limpias, seguridad energética y cambio climático. Estos incluyen acuerdos del sector público que permitirán que Chile se beneficie del acceso a científicos e instalaciones de investigación en Estados Unidos en áreas como energías renovables. Los dos países también están trabajando en iniciativas multilaterales tales como la Alianza de Energía y Clima de las Américas.

En el sector privado, el presidente Obama dio la bienvenida al lanzamiento del Consejo Empresarial Chileno- Estadounidense sobre Energía, que creará oportunidades de negocios para empresas estadounidenses y chilenas. El embajador de Estados Unidos en Chile, Alejandro Wolff, conversó con bUSiness CHILE sobre estas iniciativas y los planes de Chile de unirse a la Agencia Internacional de Energía.

 

Chile necesita desarrollar soluciones innovadoras para sus desafíos energéticos, ¿cómo está ayudando Estados Unidos en esta materia?

 

La investigación científica en áreas como cambio climático, energía y medio ambiente es un componente central de nuestra cooperación bilateral. Tenemos un acuerdo bilateral de ciencia y tecnología que une a representantes de gobierno y del mundo académico para avanzar en investigación en estas áreas. Nuestra National Science Foundation está muy activa con la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT) de Chile para vincular a universidades estadounidenses con investigadores chilenos a fin de profundizar nuestro entendimiento del cambio climático, el medio ambiente y los sistemas de energía.

 

El Laboratorio Nacional de Energías Renovables (NREL, por su sigla en inglés) dependiente del Departamento de Energía ha trabajado estrechamente con el Ministerio de Energía de Chile y la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) de Chile para ayudar a establecer el Centro de Energías Renovables de modo que pueda convertirse en la fuente líder de experiencia técnica e información en Chile y Sudamérica. Otros ejemplos son las recientes visitas de expertos estadounidenses en gas esquisto y geotermia para analizar cómo Chile puede explotar estas prometedoras fuentes de energía. 

¿Cuáles son los objetivos del Consejo Empresarial Chileno- Estadounidense sobre Energía?

Será un foro para compartir mejores prácticas y conectar tanto intereses como recursos de Estados Unidos y Chile, aprovechando la experiencia técnica de nuestros sectores comerciales. La meta es ayudar a Chile en sus esfuerzos para una transición hacia una economía más eficiente en términos energéticos y más limpia al tiempo que crea oportunidades de inversión. La Embajada de Estados Unidos, junto con el Departamento de Energía y el Departamento de Comercio, están trabajando en alianza con el Ministerio de Energía de Chile para respaldar a los sectores privados de Chile y Estados Unidos en el establecimiento del consejo, y estamos contentos de que AmCham entregue activamente su apoyo a esta iniciativa.

¿Cuál es el objetivo del Acuerdo de Cooperación Nuclear suscrito en marzo? ¿Incluye la posibilidad de ayudar a Chile a desarrollar una central de energía nuclear?

La intención del acuerdo es facilitar la cooperación entre nuestros expertos a través de temas relacionados con el uso pacífico de la tecnología nuclear, los que incluyen capacitación, operaciones seguras y protegidas, y fiscalización regulatoria. Tenga en mente que Chile ya tiene dos reactores de investigación y Estados Unidos quedó complacido de que el año pasado, justo después del terremoto, pudiéramos trabajar con Chile para asegurar el uranio altamente enriquecido que se usaba en esos reactores y facilitar el abastecimiento de nuevo material para los reactores de investigación.

En junio, Chile celebró un Seminario Regional de Seguridad Nuclear al que asistieron 19 países latinoamericanos, además de la República de Corea, Canadá y Estados Unidos. Esta fue una oportunidad para que estos países analizarán importantes temas como el transporte y la seguridad de materiales radioactivos y el tráfico de material nuclear. En cuanto a la cooperación en matera de energía nuclear, depende de Chile determinar cómo satisfará sus necesidades energéticas.

¿Tiene el Gobierno de Estados Unidos una posición sobre el proyecto HidroAysén?

Como ya mencioné, depende de cada país decidir cómo satisface sus requerimientos energéticos según las necesidades de su pueblo y los recursos disponibles.

Durante su visita el presidente Barack Obama mencionó planes de expandir las alianzas de energías limpias, ¿cuáles son estas? 

La Alianza de Energía y Clima de las Américas (AECA) es la alianza primaria en esta área, pero hay otras labores relevantes tanto bilaterales como multilaterales. Específicamente, en virtud de la AECA, estamos trabajando con el Centro de Energías Renovables de Chile para compartir nuestras experiencias e investigación en materia de energías limpias, incluidas las energías geotérmica y undimotriz, las que tienen un gran potencial aquí.

Estados Unidos y Chile también están lanzando una nueva alianza público- privada para pequeñas y medianas empresas chilenas a fin de implementar tecnologías y procesos de producción más limpios destinados a reducir los desechos, minimizar las emisiones de CO2 y disminuir el consumo de materias para ayudar a hacer más verde la cadena de suministro.

¿Cómo está involucrado Chile en la Alianza de Energía y Clima de las Américas?

La AECA está prosperando y Chile es un miembro activo. Cerca de 40 iniciativas y proyectos están en marcha en América Latina y el Caribe, encabezados por Estados Unidos y otros gobiernos, y donde la participación de cada país de la región entrega liderazgo, asistencia técnica y recursos financieros en materia de energías limpias y problemas de cambio climático. El financiamiento total del Gobierno de Estados Unidos para actividades sobre el cambio climático y la AECA en el hemisferio alcanzó aproximadamente los US$67 millones en el período 2009-2010; esta cantidad también contribuye al compromiso de la Financiación de Inicio-Rápido del presidente Obama en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

A través de la AECA, Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos están trabajando con socios en la región para avanzar en el desarrollo y el despliegue de tecnologías innovadoras de energías limpias a fin de combatir el cambio climático global, mejorar la seguridad nacional y hacer avanzar el desarrollo sustentable y el crecimiento verde. EL Departamento de Energía y el NREL también trabajaron con la CORFO en la revisión del proyecto de energía solar en el desierto de Atacama y la red de investigación y monitoreo de glaciares en los Andes, que el presidente Obama anunció durante su visita, está progresando. Estos son solo algunos ejemplos de nuestro trabajo con Chile en virtud de la AECA.

Finalmente, ¿cuáles serían los beneficios para Chile de unirse a la Agencia Internacional de Energía (AIE)?

Chile formalmente comenzó el proceso de ingreso para convertirse en miembro de la AIE en octubre del año pasado y sería el primer miembro latinoamericano de la entidad. La incorporación a la agencia daría a Chile un lugar en la mesa de la organización internacional concentrada en política, tecnologías, datos y tendencias energéticas más respetada del mundo. La membresía de la AIE ayudará a que Chile se beneficie del extenso conocimiento que han obtenido los otros miembros de la agencia en los 35 años que han transcurrido desde que fuera fundada. Ayudará a Chile el participar de manera más activa en discusiones multilaterales sobre la creación de futura energía baja en carbono. Además mejorará la capacidad de Chile para colaborar con países socios en tiempos de interrupciones del suministro energético. A su vez, la participación de Chile también ayudará a enriquecer la comprensión de la AIE de América Latina y proporcionará liderazgo a otros países latinoamericanos que están considerando unirse a la entidad. 

Comentarios