Servicio Completo

Este año el comercio bilateral entre Chile y Estados Unidos se dispone a alcanzar o sobrepasar el récord de US$20.000 millones establecido en el 2008. El Tratado de Libre Comercio, suscrito en el 2003, es la principal razón para el crecimiento del intercambio comercial, pero detrás de las cifras están las sólidas relaciones entre las empresas chilenas y estadounidenses.

Ayuda que cuando las empresas de Estados Unidos vienen a Chile en busca de socios locales no están solas. La Oficina Comercial de Estados Unidos, que es parte de la Administración de Comercio Internacional del Departamento de Comercio de Estados Unidos, es la contraparte de ProChile, la agencia de promoción de las exportaciones del Gobierno de Chile. Esta oficina organiza misiones comerciales, fija reuniones y proporciona apoyo logístico para compañías estadounidenses en Chile.

Mitch Larsen, quien comenzó su ruta como Asesor Comercial de Estados Unidos en Chile en el 2007, se reunió con bUSiness CHILE para analizar la ocupada agenda comercial del próximo año y por qué las empresas estadounidenses están más interesadas que nunca en venir a Chile.

¿Cuál es el panorama para el comercio bilateral este año?

La buena noticia es que en el 2010 el intercambio comercial repuntó en ambas direcciones y en el 2011 estamos en camino a alcanzar o superar las cifras del 2008. Para los primeros tres trimestres de este año las cifras lucen bien. La actual situación global ha dificultado las cosas, pero esperamos que el comercio siga creciendo.

A nivel micro, hemos visto una serie de misiones comerciales en los últimos seis meses, las que incluyen visitas de los estados de Florida, Texas y Louisiana, y una del gobernador de Delaware. Acabamos de recibir una misión de ocho empresas de Maine en noviembre y a comienzos de diciembre tenemos la visita dal gobernador de Massachusetts, quien viene a hablar de la cooperación bilateral en materia de energía, educación y ciencia.

Las exportaciones de Chile han aumentado, pero exportó menos productos a Estados Unidos en los primeros nueves meses del 2011 que en el 2008, ¿por qué?

La demanda no ha sido tan sólida debido al lento crecimiento de la economía de Estados Unidos. Chile también ha sido muy bueno en abrir nuevos mercados alrededor del mundo incluidos Norteamérica, Europa y Asia. Pero -en el lado positivo- hay más empresas chilenas exportando a Estados Unidos que a cualquier otro mercado, lo que constituye una señal de que el TLC está funcionando.

La otra cosa positiva es que muchas pequeñas y medianas empresas chilenas han encontrado un mercado en Estados Unidos. Necesitamos a Chile y Chile nos necesita, y eso constituye gran parte de la salud de nuestra relación.

En el otro sentido, las importaciones de Chile desde Estados Unidos han subido casi un 20% desde el 2008. ¿Qué explica este crecimiento?

Parte de ello es la ecuación de demanda y luego uno tiene que ver la tasa de cambio. Una tasa cercana a los 500 pesos por dólar es positiva para los exportadores estadounidenses. También encontramos que un montón de pequeñas y medianas empresas están interesadas en Chile, porque es un mercado transparente y un lugar donde hacer negocios es sencillo.

Además, dado que la economía de Chile está creciendo fuertemente se observa más demanda por automóviles, productos petroleros y otros bienes manufacturados. Chile es un exportador de productos agrícolas, pero no hay una gran industria manufacturera en el país de modo que necesitan importar maquinaria para el procesamiento de alimentos, tractores y cosas de ese tipo. A fin de ser un gran exportador, Chile afortunadamente necesita muchas cosas que tenemos para ofrecer en Estados Unidos.

Hablando de importaciones, ¿cómo está avanzando la implementación del TLC?

La comisión del TLC Chile-Estados Unidos se reúne regularmente y ambas partes analizan cómo avanzar más rápidamente que lo anticipado en términos de incorporar nuevos productos o disminuir los aranceles. Por ejemplo, hemos tenido éxito en Chile con la carne estadounidense, lo que ha abierto el mercado no solo para Estados Unidos, sino que también para otros países como Australia y Brasil.

¿Cuáles son las ventajas y desafíos para las empresas estadounidenses que estén pensando en instalarse aquí?

Chile es un gran mercado para las empresas estadounidenses, hay muy pocos obstáculos. Siempre le digo a las misiones comerciales que el régimen aduanero en Chile es excelente. Uno puede ingresar y retirar productos rápida y fácilmente. No recibo muchas llamadas de empresas estadounidenses diciendo: “No puedo sacar mis productos de la aduana”, que es algo que pasa todos los días en otros mercados.

Otra ventaja es que los trámites que se necesitan para establecer un nuevo negocio se han reducido. Nuestro programa Gold Key [Llave Dorada], que ofrece misiones comerciales individualizadas, es muy popular en Chile. Las compañías que vienen al país se han visto gratamente sorprendidas por la acogida que han tenido, la gente con que se han reunido y la oportunidad de hacer negocios rápidamente.

Pero Chile se ha vuelto un mercado mucho más competitivo en los últimos cinco años. Dado que Chile ha estado creciendo tan sólidamente, muchas empresas alrededor del mundo quieren hacer negocios acá. Chile realmente ha aparecido en el radar de un montón de países y, dado que Chile es un país pequeño, encontrar socios acá es un mayor desafío.

¿Cuán importante es para las empresas estadounidenses tener un socio local?

Es muy importante tener a alguien con experiencia y conocimiento local y, si hay productos atrapados en la aduana, ese uno en un millón, están ahí para ayudar. Son los ojos y oídos de la empresa en Chile y en otros mercados también.

Chile es también una gran plataforma para la región debido a su seguridad, nivel de educación y facilidad para hacer negocios. Grandes compañías como Caterpillar e incluso pequeñas y medianas empresas están usando a Chile como su base regional.

¿Cuáles son las principales áreas de interés para las compañías de Estados Unidos?

Hemos visto mucho interés de empresas de eficiencia energética. Los precios de la energía son altos en Estados Unidos y muchas compañías estadounidenses tienen conocimiento técnico que pueden compartir con Chile. La energía solar es otra gran área, dado que Chile tiene una de las mejores condiciones solares del mundo. Estamos trabajando con AmCham para promover la inversión en energías limpias a través del Consejo Empresarial Chile- Estados Unidos sobre Energía.

Otra área es la educación. Los internados en la costa este de Estados Unidos registran un creciente interés de estudiantes internacionales de países como Chile. La educación superior también es un elemento clave en la Alianza Chile-California y será el centro de atención de la visita del gobernador de Massachusetts.

¿Qué eventos están previstos para el próximo año?

Hay una misión comercial de energía del estado de Illinois en marzo. También estamos trabajando con AmCham en la feria de energía IFT en mayo. La otra área que está creciendo es la de capital de riesgo e inversión de capital privado. Con AmCham, organizamos una exitosa misión sobre capital de riesgo en enero de este año y vamos a tener otra en marzo del 2012.

Tenemos una enorme cantidad de empresas estadounidense en la feria aeronáutica FIDAE cada año en marzo y en la feria minera Expomin. Luego hay una feria médica, Expo Hospital, en junio. De modo que nuestro calendario del 2012 está bien lleno. Es una buena señal para nuestra relación bilateral que no se trate solo de empresas mineras, sino que también de compañías de energía, defensa, educación, construcción y finanzas. Es una relación amplia que se traduce en más intercambio comercial.

¿Cómo respalda la Embajada de Estados Unidos estas misiones comerciales?

La clave es disponer las reuniones correctas, porque lo peor que puede pasar es que una compañía venga hasta Chile y encuentre que su agenda se canceló. Hacemos conferencias telefónicas y obtenemos feedback antes de que toquen tierra. Además organizamos eventos de networking con AmCham y en muchos casos nuestro embajador celebra una recepción. Incluso reservamos los hoteles de modo que realmente es un servicio completo en lo que respecta al soporte que proveemos.

¿Qué papel desempeña AmCham?

AmCham tiene una larga lista de empresas estadounidenses y chilenas miembro y es considerada como una de las mejores cámaras de comercio del hemisferio. Nuestra capacidad para interactuar con los miembros de AmCham, así como con el directorio y el personal, es clave para el éxito de estas misiones. 

Comentarios