¿Tiene un Tatuaje?

Qué pregunta, probablemente se esté diciendo… Pero entonces mire alrededor y se sorprenderá; ¡están en todos lados! Durante mucho tiempo estuve totalmente convencido de que necesitaba un tatuaje sutil en un lugar del que solo yo (y aquellos que quisiera impresionar) supieran. Sin embargo, como paso muchos días del año en la playa, esto era un buen desafío. Pero luego repentinamente la magia de mis planes se vio destrozada. ¿Cómo? ¿Por qué?

Me di cuenta de una tendencia en las estrellas deportivas que dejó obsoleto al “tatuaje sutil”. El arte corporal se convirtió en la última moda. Despareció el pequeño delfín en el tobillo de una chica o el simple “Te quiero mamá” en el bícep de un hombre. Ahora estamos hablando de tatuajes en todo el cuerpo con un Arca de Noé de una selección de animales, patrones entrelazados, serpientes enrolladas y ángeles en ascenso. Muchos de los más reconocidos jugadores de fútbol de Chile tienen sus brazos (y quizás más) cubiertos con un mosaico de tatuajes; otros aparentemente, ¡no tienen ninguno!

Por supuesto los tatuajes no son nada nuevo, ellos se remontan a nuestros ancestros y a menudo fueron parte de un ritual de iniciación hacia la adultez. Sin embargo, los “mega tatuados” modernos son atletas de extraordinaria capacidad en cada deporte que se pueda nombrar; bueno, ¡el ajedrez no es realmente un deporte!

Lo que encuentro alarmante es que estos jóvenes hombres y mujeres madurarán, se casarán y probablemente tendrán hijos. ¿Cómo se vive con el “arte corporal” de tu juventud cuando tienes 40, 50 o 60? Es extremadamente difícil de borrar…

Puede que se acuerde de un actor llamado Billy Bob Thornton que estaba enamorado (al estilo Hollywood) de Angelina Jolie. Para confirmar su compromiso Angelina tenía tatuado “Billy Bob” en su brazo. Cuando lo dejó para estar con Brad Pitt, Jolie habría dicho “nunca voy a ser tan estúpida como para tatuarme de nuevo el nombre de un hombre”, pero ¡se necesito un complicado procedimiento láser para eliminar el recuerdo!

Este mismísimo verano, en una playa en la zona central de Chile, vi a una pareja (no chilena) apuestamente ataviada usando trajes iguales gris oscuro con un toque de rojo y azul por aquí y por allá. Al acercarme me di cuenta de que estaban casi desnudos (solo las partes esenciales estaban cubiertas) y que los trajes en realidad eran tatuajes de pies a cabeza. Aparte de las plantas de sus pies y las palmas de sus manos no había piel “natural” que ver. ¡Estaba consternado! La inversión de tiempo, dinero, acuerdo en temas apropiados (o inapropiados) y luego la explicación a los amigos y la familia: “bueno, esto representa a Venus al amanecer y por acá está Poseidón; ah, y aquí está el venado Frankie al que le dispararon con una ballesta; sí, se puede ver la sangre…”

Como soldado en una vida pasada recuerdo bien los tatuajes estándares (las rubias mienten mejor, escrito entre los dedos…) pero también las bromas echas a los amigos cuando habían bebido demasiado ron. Una broma común era llevar al supuesto “amigo” a un lugar de tatuajes y hacer que le escribieran el nombre de una chica en su brazo, usualmente adentro de un corazón. Al día siguiente un furioso soldado preguntaría desesperadamente por qué tenía tatuado “Betty” en su brazo derecho cuando el nombre de su mujer era Candice… ¡Los horrores de la guerra!

Mi favorito fue un trabajo de arte bastante impresionante y, según me dijeron, muy costoso. El tipo debió haber estado verdaderamente borracho. Era una escena completa de caza de zorros, donde los cazadores estaban galopando en su pecho; los perros estaban saltando por su espalda y el zorro estaba “agazapado” (como se dice) y solo su peluda cola era evidente para cualquiera que hiciera una inspección suficientemente cercana. Fascinante, pero es ¡de por vida!

Entonces, ¿qué debería hacer? ¿Tatuarme o no tatuarme? Estoy considerando algunas frases cortas y significativas, y su opinión sería muy valiosa:

  • Piñera – cuatro años más
  • Camila Diputada, en Cuba
  • Obama – Presidente de por vida
  • Estoy bien; es el resto el que hiede
  • Te amo Sandra / Betty / Candice / Camila por siempre

Al final he decidido demorar mi tatuaje, porque no puedo por mi vida decidir qué “declaración” quiero hacer. Quizás usted me pueda ayudar.

Mire alrededor y le apuesto 5.000 pesos que su mejor amigo tiene un tatuaje, ¡y usted nunca supo!

Feliz tatuaje,

Santiago Eneldo

(Sugerencias de tatuaje bienvenidas en santiagoeneldo@yahoo.com)

Comentarios