Londres Llama

El espíritu olímpico se expresa mejor en el credo olímpico:

“Lo más importante en los Juegos Olímpicos no es ganar sino competir, así como la parte más importante en la vida no es el triunfo sino la lucha. Lo esencial no es la conquista sino haber luchado bien”.

Y entonces ¿cuántos deportistas viajarán a Londres con esto en mente? ¡¡No muchos!!

Como dicen en los Estados Unidos de América: “Si ganar no fuera importante, entonces ¿para qué molestarse en seguir los resultados?” Y, por supuesto, esto es todo lo que realmente importa: ganar, no gañir.

Hubo un tiempo, antes de la Segunda Guerra Mundial (vea la película Carros de Fuego) cuando el Movimiento Olímpico realmente se trataba (o así nos hicieron creer…) de la competencia justa. Esta fue la era amateur; un tiempo en que el encanto de competir era, genuinamente, más importante que el ganar.

Bueno, ahora no lo es; el oro lo es todo mientras que la plata y el bronce, a veces, son bochornos nacionales. En lo personal, estaría absolutamente emocionado de ganar una medalla de bronce en la carrera de babosas de papel con elástico, que acaba de ser reconocida como uno de los nuevos deportes olímpicos este año.

Eso nos lleva a Londres 2012. Aquí estamos, a cuatro años de Beijing 2008 y el magnífico estadio Nido de Pájaro. Será interesante ver lo que Londres, y Gran Bretaña, pueden aportar al Movimiento Olímpico… el antiguo deporte de los dardos, carreras de tres pies, cricket (que, para los estadounidenses, es detestable porque muy a menudo ¡nadie gana!), concursos de quién come más de los tradicionales steak-and-kidney pies, lanzamiento del cáber (un deporte escocés, en serio…), esquileo de ovejas y no nos olvidemos del antiguo pasatiempo de muerte de ser “ahorcado, arrastrado y descuartizado”, donde se gana o se pierde absolutamente todo…

Pero, en serio si es que puedo, en el Movimiento Olímpico hoy en día todo se trata de las Ceremonias Inaugural y de Clausura, y no realmente del deporte o de los competidores.

“Mira, gané la medalla de plata en boxeo.”

“Ah, mmm, muy bien, pero ¿estuviste durante la fantástica Ceremonia Inaugural?”

“Estaba entrenando”

“¡Ah!, no te da vergüenza…”

Por supuesto que hubo momentos en que los Juegos Olímpicos tuvieron más que ver con la política que con el deporte:

  • 1964 Tokio – El Comité Olímpico Internacional (COI) prohíbe la participación de Sudáfrica por su política de apartheid basada en la segregación racial.
  • 1968 Ciudad de México – Saludo del Black Power de los atletas afroamericanos estadounidenses Tommie Smith y John Carlos.
  • 1976 Montreal – 32 países africanos boicotean los juegos por la negativa del COI a prohibir la participación de Nueva Zelanda (el quipo de rugby All Blacks estaba de gira en la segregada Sudáfrica).
  • 1980 Moscú – Boicot de 65 gobiernos occidentales encabezados por Estados Unidos por la invasión de la Unión Soviética a Afganistán
  • 1984 Los Angeles – La Unión Soviética y 13 aliados comunistas se niegan a participar en represalia por el boicot estadounidense.
  • 1988 Seúl – Corea del Norte se niega a participar debido al fracaso de su intento por ser co-anfitrión. Cuba y Etiopía se mantienen al margen en respaldo a Corea del Norte.
  • 1992 Barcelona – Santiago Eneldo causa un escándalo cuando, después de terminar último en el salto triple, trota una vuelta de honor a la cancha llevando invertida la bandera chilena…

Entonces, ¿qué nos espera este año? Bueno, puedo garantizarles algunas cosas:

  • El ciclismo tendrá su habitual cuota de dopings positivos.
  • Los 100 metros planos de hombres no se correrán en menos de 9 segundos.
  • Carl Lewis no competirá, o así nos han dicho.
  • Las nadadoras de nado sincronizado se mantendrán bajo el agua por 5 minutos lo que hará que los salvavidas intervengan.
  • El fútbol como deporte olímpico decepcionará a tal punto que se eliminará.
  • El voleibol de gimnasio (¡realmente ABURRIDO!) será reemplazado por voleibol de campo minado (¡realmente EMOCIONANTE!); el voleibol playa continuará porque los cuerpos de los jugadores son admirables…
  • El tiro al arco está sobrevaluado e involucra demasiada tecnología; abundarán las demandas para un regreso a la era de Robin Hood y William Tell.
  • La carrera de obstáculos también terminará siendo demasiado deslucida y predecible, lo que hará que se pidan cambios:
    • Obstáculos en llamas
    • “Pozos” plagados de cocodrilos
    • Alambre de púas en la parte superior de todos los obstáculos

Enfrentémoslo; lo que todos queremos realmente es volver a los juegos de Roma, los Gladiadores con su honor, sangre y sudor (y no solo el sudor envuelto en una bandera nacional). El último competidor que se mantenga en pie, gana…

El Movimiento Olímpico encontrará la forma a través de la gran cantidad de potenciales desastres en Londres; los juegos serán un éxito fenomenal, y los récords se romperán, pero ¿recordaremos el verdadero espíritu de los juegos? Sí, pero ellos se llaman Juegos Paraolímpicos y vienen después del gran show…

Sigo 800 metros detrás del resto del mundo, pero feliz de participar,

Santiago Eneldo

(Con doping y listo para correr…. quejas y otros –tweets de cumplido– a santiagoeneldo@yahoo.com)

 

Comentarios