Despacho desde Washington

Felipe Bulnes pasó de estar en el ojo de la tormenta como ministro de Educación de Chile durante las protestas estudiantiles que dominaron al país el año pasado a encabezar la Embajada de Chile en Washington, DC, pero no se toma su nuevo cargo a la ligera.

Abogado con estudios en Harvard, inicialmente fue designado ministro de Justicia cuando el presidente Sebastián Piñera asumió el mando de la nación en el 2010 y pasó a la cartera de Educación en julio del año pasado. Pero, tras renunciar al magisterio en diciembre como parte de un cambio de gabinete, el presidente Piñera le pidió que asumiera en reemplazo de Arturo Fermandois, el ex embajador de Chile en Estados Unidos, quien regresó al país por motivos familiares.

Con solo tres meses en el cargo, el embajador Bulnes destaca que se requerirá tiempo para producir resultados en áreas que van desde la educación al comercio y los viajes. En esta entrevista, el embajador conversa con bUSiness CHILE sobre la forma en que la relación entre Chile y Estados Unidos puede expandirse para beneficiar a los pueblos de ambos países.

¿Cómo fue su reunión con el presidente Barack Obama en mayo?

Fue muy agradable, él fue muy cordial, preguntó cómo se estaba adaptando mi familia y recordó su visita a Chile el año pasado. Envió sus saludos al presidente Piñera y la primera dama. Hizo un breve análisis de la excelente relación entre los dos países y que era su expectativa que la cooperación con Chile sigue tan bueno como ha sido en los últimos años. Es una persona muy relajada y fácil de trato; fue una muy buena experiencia.

Durante la visita del presidente Obama el año pasado, el mandatario estadounidense se concentró en educación, energía y comercio, ¿en qué áreas se concentra la Embajada en la actualidad?

Estamos trabajando en distintos frentes. Por un lado, colaborando activamente con la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (DIRECON) de la Cancillería, en todo el proceso de negociación del Trans Pacific Partnership (TPP). Chile es uno de nueve países que forman parte de ella (próximamente serán 11, una vez que se integren Canadá y México). Dada la relevancia de esta alternativa comercial, tanto para Chile como para nuestras relaciones bilaterales, como embajada seguimos muy de cerca la evolución de las negociaciones.

Otra línea de acción se refiere a facilitar los viajes de los chilenos a Estados Unidos. En este sentido una de las áreas de trabajo es lograr que nuestro país sea admitido en el programa Visa Waiver, circunstancia que llevaría a que los chilenos quedáramos exentos del requisito de visa para viajar a Estados Unidos para estadías de turismo y negocios inferiores a 90 días.

Por otro lado, estamos apoyando al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y al Ministerio de Agricultura en mejorar las condiciones de acceso de la fruta chilena. En este sentido, parte de la agenda es avanzar en la pronta aprobación del mecanismo denominado System Approach para determinadas especies, en particular las uvas de mesa y los limones. Este procedimiento implica que la fruta cosechada en determinadas áreas agrícolas de nuestro país quedaría exenta de la obligación de fumigación. La eliminación de esta exigencia mejora la calidad y condición de la fruta y, por ende, se benefician significativamente las posibilidades de su comercialización.

Junto con estos temas, estamos enfocados de manera sistemática en difundir y potenciar el poder conceptual de Chile, lo que representamos en términos de seriedad, respeto por la regla de derecho y la inversión extranjera, institucionalidad democrática, valoración de los derechos humanos y políticas económicas y sociales sólidas.

¿Cómo se puede fortalecer la relación de Chile con Estados Unidos?

Las relaciones entre Chile y Estados Unidos se encuentran en un excelente pie dese hace muchos años y eso se manifiesta en la extensa cooperación que existe actualmente en el ámbito político, militar, económico y cultural. Por  lo tanto, el desafío que tenemos es seguir profundizando cada vez más estos lazos, tarea que impone ir ampliando los distintos canales de relación e intercambio. En este sentido, creemos que una excelente oportunidad para avanzar en este objetivo es no solo centrar nuestros esfuerzos en el gobierno federal sino que también desarrollar agendas de trabajo con ciertos estados que ofrecen instancias de intercambio especialmente útiles para Chile.

Así, los acuerdos que hemos suscrito con California y Massachusetts tienen por propósito interrelacionarnos con entidades tanto públicas como privadas que están a la vanguardia en el ámbito de la innovación, el emprendimiento, la educación, la ciencia, las tecnologías y la información. En todas estas áreas, Chile tiene mucho que avanzar y Estados Unidos ofrece oportunidades únicas de progreso.

Hasta ahora estos acuerdos siguen en la etapa de buenas intenciones, ¿cuándo comenzarán a generar resultados?

Esa es una buena pregunta. En conjunto con el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, estamos planificando una serie de actividades en el ámbito de la educación, de las energías limpias y de la biotecnología, las que deberían estar funcionando a fines de este año. Por ejemplo, en educación estamos trabajando de modo que las universidades públicas en Massachusetts, no solo las privadas como Harvard, se conviertan en destinos para los estudiantes chilenos. No quiero adelantarme, pero hemos estado trabajando intensamente de modo que el acuerdo Chile-Massachusetts se traduzca en acciones y no solo palabras.

A propósito de educación, un área en la que usted tiene cierta experiencia personal, ¿cómo se puede beneficiar Chile de la alta calidad de las universidades estadounidenses?

Chile enfrenta desafíos en materia educacional de distinto orden. Junto con emplear nuestros mejores esfuerzos como país en mejorar la calidad de la educación preescolar y escolar, en perfeccionar la regulación de los distintos estamentos educativos y en optimizar las condiciones de financiamiento de la educación superior, tenemos que avanzar en otras metas en donde Estados Unidos ofrece ventajas indiscutibles. Esto incluye la formación de capital humano avanzado.

Una cantidad significativa de chilenos vienen a seguir cursos de postgrado en Estados Unidos, país que dispone de varios de los mejores centros de educación del mundo. Nuestra misión es potenciar estas alternativas además de promover la cooperación entre esas instituciones y las universidades chilenas. Todos estos esfuerzos redundarán en que Chile disponga de centros de excelencia en materia educacional y de investigación.

También es vital seguir profundizando los esfuerzos de enseñanza del inglés en Chile. Tenemos que cumplir la aspiración de llegar a ser un país bilingüe. Es por esto que, en el ánimo de fortalecer las destrezas pedagógicas de nuestros profesores de inglés y con la colaboración de distintas instituciones estadounidenses, estamos apoyando las diversas iniciativas del programa Inglés Abre Puertas del Ministerio de Educación.

¿Qué está haciendo la Embajada para promover oportunidades de negocios para empresas chilenas?

Junto con ProChile [la agencia estatal de promoción de las exportaciones], estamos desarrollando una importante labor destinada a incentivar a las pequeñas y medianas empresas a que exporten sus productos y servicios a Estados Unidos, y a ayudarlas a hacer uso de las ventajas del tratado de libre comercio. Así, por ejemplo, se están efectuando campañas de marcas sectoriales para la promoción de aceite de oliva, pisco, vino y otros productos gourmet nacionales.

Solo en los últimos meses, Chile ha estado presente en las ferias Fancy Food realizadas en San Francisco y Washington, D.C., en la convención de biotecnología que tuvo lugar en Massachusetts y en la feria de minería en Las Vegas. Paralelamente, en Miami se realizó un importante seminario sobre turismo y Sabores de Chile, evento en el cual 24 empresas chilenas tuvieron reuniones de negocios con aproximadamente 15 empresas importadoras o distribuidoras del estado de Florida.

El programa Visa Waiver podría ayudar a las empresas chilenas a aprovechar tales oportunidades, ¿cuándo Chile cumplirá los requisitos?

Estamos continuando el buen trabajo de mi predecesor, pero aún hay mucho camino por recorrer. Para lograr este status de país exento de visas, tenemos que cumplir con diversos requisitos, algunos de los cuales no dependen directamente de nosotros, como lo es por ejemplo, alcanzar una tasa de rechazo de visas que sea inferior al 3%, hoy estamos en un 3,4%.

Pero en la expectativa de que ese requisito se cumpla más temprano que tarde, estamos trabajando intensamente en aquellas materias que sí están bajo nuestro control. Por ejemplo, nos encontramos en una etapa avanzada de negociaciones en lo que se refiere al acuerdo de intercambio de información de antecedentes criminales entre ambos países, de manera que nuestro objetivo es tener firmado dicho tratado en los próximos meses.

Finalmente, ¿cuánta influencia tiene el embajador chileno?

La política exterior de Chile siempre ha sido una política de Estado y esto es un gran activo. Ha habido una clara continuidad, por ejemplo, el acuerdo Chile-California fue suscrito por la presidenta Michelle Bachelet y este Gobierno lo ha fortalecido. Estoy seguro de que ocurrirá lo mismo con el acuerdo Chile-Massachusetts lanzado por el presidente Piñera. Sería un error que el embajador se olvide de lo que se ha hecho en el pasado y comience de nuevo. No es personal, es parte de nuestra política exterior.

Comentarios