Promover a Chile en el Extranjero


Principal Financial Group es una empresa estadounidense que administra activos en todo el mundo por un total de más de US$450.000 millones. Juntos, Brasil, México y Chile representan el 20% de las tenencias del grupo que forma parte de la lista Fortune 500. En Chile, la empresa es dueña de AFP Cuprum y gestiona US$43.000 millones en activos.

Roberto Walker, presidente para América Latina de Principal International, a menudo está de viaje, pero en una reciente parada en Santiago conversó con bUSiness CHILE para analizar los últimos Chile Day y el panorama económico después de las elecciones.

Chile Day es un evento anual organizado por InBest que reúne a ejecutivos de todo el mundo con el fin de promover a Chile como un destino para invertir. La versión de este año se llevó a cabo en Londres en septiembre y contó con la participación de más 300 ejecutivos chilenos, inversionistas extranjeros y funcionarios de gobierno.

¿Fue este su primer Chile Day?

Sí y espero que no sea el último. Fue una experiencia positiva; me sorprendió el interés generado por Chile Day, no solo de chilenos sino que también de gente de Europa y otras partes del mundo. Es sano reconocer a Chile como un país que es relativamente pequeño, pero bien administrado y que por tanto necesita promoverse. Quizás China y Brasil no tienen la misma necesidad, porque son países grandes, pero Chile tiene que ser proactivo en promover sus atributos.

¿Cuál es la actitud de los inversionistas extranjeros hacia Chile?

Los inversionistas extranjeros siempre han estado interesados en venir a Chile. Esta es una tendencia global y no creo que sea temporal o muy reciente. Las compañías en el mundo están buscando oportunidades para crecer y creemos que los mercados emergentes continuarán siendo la parte más dinámica de la economía mundial.

Chile ofrece atributos como estabilidad política y una sólida democracia. Tiene estabilidad económica combinada con un crecimiento económico, que si se excluye a China, es superior al promedio de los mercados emergentes. Además cuenta con sólidas instituciones y reglas claras del juego.

¿Están preocupados los inversionistas sobre el resultado de la elección?

Hay algunas preocupaciones. La más importante tiene más que ver con la situación externa que con Chile mismo. Al parecer el sólido ciclo de los bienes básicos está llegando a su fin y la pregunta no es si los precios de los bienes básicos seguirán subiendo, sino que cuándo caerán. En Estados Unidos, la pregunta es cuándo comenzará el retiro del programa de estímulo [de la Reserva Federal]. El dinero barato va a desaparecer a nivel global y la pregunta es cuándo. Estas dos tendencias podrían tener un efecto en un país como Chile que está abierto al mundo.

No obstante, si uno mira la cuenta corriente de Chile y su nivel ahorro, y el hecho de que es un acreedor neto respecto del resto del mundo, creo que Chile está bien posicionado para enfrentar este ciclo que no será tan benigno como en los últimos 10 años.

Desde el punto de vista político, es difícil imaginar cambios radicales en la manera en que la economía y el gobierno se administran. Aun cuando hay algunas cosas que mejorar, el modelo económico es ampliamente aceptado en términos del rol desempeñado por el sector privado en el desarrollo de la economía y el papel del gobierno y las instituciones. Sin embargo, hay desafíos desde el punto de vista de cómo mejorar la distribución del ingreso de modo que más personas se beneficien del crecimiento económico. La otra cosa es que la más probable ganadora, Michelle Bachelet, ya fue presidenta antes y uno puede ver cuáles fueron sus políticas.

¿Qué ocurre con la propuesta de reforma tributaria?

Tendremos que ver cómo evoluciona esto. Obviamente un aumento de los impuestos tiene un impacto en el valor de las compañías, pero la cuestión clave es mantener la economía a una alta tasa [de crecimiento]. Eso significa inversión, pero se necesitan reglas claras en especial en términos de inversiones de largo plazo. Para financiar estas inversiones es importante seguir promoviendo el ahorro de largo plazo, que es donde entran la gestión de activos y pensiones. Creo que los candidatos entienden estos temas que son necesarios para la inversión en Chile.

¿Necesita una reforma el sistema de pensiones?

El sistema es bueno, pero necesita mejoras. Los sistemas de beneficios definidos [en donde la población que trabaja paga las pensiones de quienes se han jubilado] son parte del pasado, porque todos están quebrados. Esto tiene que ver con una población que envejece y una decreciente tasa de nacimientos, lo que significa que la proporción de la población que está activa se está contrayendo. La única manera de resolver este problema es a través de un sistema de contribuciones definidas [basado en contribuciones individuales]. Existe un consenso sobre esto en Chile y, de manera creciente, en el resto del mundo.

No obstante, el sistema necesita mejorías. Cuando se creó, la situación económica y demográfica eran muy diferentes, ahora la gente vive más. La única solución son mecanismos voluntarios para que las personas ahorren más. También es importante mejorar el mecanismo del APVC (Ahorro Previsional Voluntario Colectivo, en el que los empleadores complementan las contribuciones de sus empleados), lo que permite a la clase media ahorrar más. El Estado también tiene que proteger a quienes no tienen un empleo estable a través de un pilar de solidaridad.

Los fondos de pensiones de Chile están diversificados internacionalmente, pero hay restricciones a la inversión extranjera. ¿Es necesario cambiar las reglas?

Los fondos mutuos y de pensiones tienen carteras muy diversificadas, en donde el porcentaje representado por Chile es mucho menos que hace 10 o 15 años. Pero las normas de inversión deberían ser más flexibles y las regulaciones deberían ser mucho más simples.

¿Cómo qué?

Hay una serie de limitaciones a los instrumentos de inversión individual. Cuando se combinan diferentes activos lo importante es el coeficiente riesgo/retorno de su cartera y no tiene sentido poner restricciones a cada inversión. Hay una oportunidad de simplificar la regulación sin aumentar el riesgo en el portafolio a fin de permitir una administración más eficiente.

¿Qué temas podrían ser importantes en el próximo Chile Day?

Chile ha sido capaz de diferenciarse de sus vecinos y lo está haciendo razonablemente bien. Pero la gran oportunidad es trabajar para hacer de Chile un centro financiero para América Latina. Chile no puede ser Londres, pero puede ser Singapur. Singapur tomó la decisión de ser un centro financiero para la región y creó los mecanismos e incentivos para que los administradores de activos se establecieran en el país. Chile tiene los ingredientes, pero primero necesita la visión de que puede hacerse y en segundo lugar medidas concretas para hacer que ello ocurra. Quisiera ver esto en la agenda del próximo Chile Day.

¿Debería aspirar Chile a esta meta mientras la desigualdad de los ingresos sigue siendo un problema?

Una de las maneras de mejorar la distribución del ingreso se basa fuertemente en el crecimiento económico y en mejorar la calidad de la educación. Estas son las dos áreas en donde debería concentrarse la inversión de manera que la gente pueda tener una mejor calidad de vida.

Julian Dowling es editor de bUSiness CHILE 

Comentarios