¿Soy Clase Media?

Últimamente ha sido pan de cada día leer en las revistas y los diarios, así como escuchar a los políticos y los comentaristas de la tele y la radio, hablar de la clase media chilena: que es el motor del país, que va a sufrir por la reforma tributaria y los cambios en la educación, etc.

Pero pregunto: ¿soy de la clase media?, ¿y tú?, ¿cómo se puede definir la clase media en Chile y saber si ya llegaste o no; o quizás peor, llegaste a ser uno de los “ricos”?

Según Economía y Negocios online de El Mercurio (Claudia Ramírez Friderichsen; 26 de agosto de 2012): “Hoy de la clase media, porque debo trabajar bastante como para mantener una vida relativamente holgada sin grandes lujos”. Con estas palabras, Carmen Urbina (46 años) responde por qué se considera de clase media. Una respuesta que bien podría calzar a todos y cada uno de los chilenos. Porque 84% de la población -14,2 millones de 17 millones de habitantes-, se considera de clase media.”

Lo que me fascina es que 84% de los chilenos se considera de clase media…. Sí, ¡fascinante! Por lo tanto, tenemos a solo 16% entre ricos y pobres, pero equivalente a 2,8 millones.

Un amigo contestó a mi pregunta “¿quién es de clase media?”: “toda familia que gana más de un millón de pesos mensuales”. Otra persona amiga, aumentó el monto a millón y medio mensual….

Pero tengo mis dudas y por eso hice mi propio análisis. Pasé 3 días seguidos cerca de La Moneda preguntándole a la gente: ¿eres clase media? Lo milagroso es que en mi encuesta muy personal y frontal recibí todo tipo de respuestas, desde lo más usual “no sé, pero sí sé que ando atrasado” y “no, soy rico, tengo a la Roja” y “¿por qué te importa, …..?” más una palabra que no se usa en esta revista… Sin embargo, casi 90% me contestó con “sí, por supuesto”.

Parece que ser clase media no es cuestión de ingresos familiares, está más relacionado con lo que tienes (pasivos), lo que haces (activos) y lo que piensas (flujo). Por ejemplo, ¿hay que tener auto? ¡Sí! Ojalá dos, o auto más moto… ¿Hay que tener casa? ¡Por supuesto que sí! ¿De un piso o dos? ¡Dos! Aunque si es un bungaló de 250 m2 eso vale… Pero ¿Qué auto?, ¿puede ser cualquier marca? ¡NO! – hay marcas y modelos que son exclusivamente de la clase media y otros no. Ahora, otra vez, no puedo hablar aquí de las marcas preferidas por la clase media, para no mostrar preferencias por alguna y ¡menos si no es estadounidense!

Otro asuntos que “marcan la diferencia” son: calidad de colegio, algunos equipos de fútbol, pero apoyo total para la Roja, vacaciones tomadas en verano e invierno, no tener más de $500.000 de deuda en tarjetas de crédito, capacidad para comer fuera de casa una vez por mes –y comer un “completo” no vale, tener un perro de buena sangre o dos gatos finos, tomar vino dos veces por semana a un precio de entre $3.200 y $4.200 por botella, tener bicicleta para deporte y no para transporte; saber cómo usar el Transantiago con combinación de colectivo, bus y Metro sin perderse, ir al cine una vez al mes, etc.-.

Luego encontré que existe un gran orgullo en declararse “clase media” sin saber si realmente se está “clasificado”; es un asunto de “mind set” y deseo. Bueno, si 84% de la población se declara “clase media” por supuesto que vamos (sí, soy muy clase medista) a pagar caro por los cambios que queremos ver en nuestro querido Chile. Pero lo bueno es que somos tantos que el costo por persona no sería tanto y puedo pagar mi participación con una de mis nueve tarjetas de crédito….

Santiago Eneldo

(Reclamos y comentarios constructivos a

santiagoeneldo@yahoo.com).

Comentarios