Eficiencia energética: clave para EE.UU.

En mayo realizó una visita fugaz a nuestro país el Vicesecretario de Energía de Estados Unidos, Daniel Poneman, para participar en la mesa redonda “Chile-EE.UU.: Desafíos, Oportunidades y Colaboración en la Nueva Realidad Energética”, viaje en que pudo conocer de primera fuente las perspectivas que abre la nueva Agenda de Energía del Gobierno chileno, sobre todo en lo que respecta a la colaboración mutua en este ámbito.

-¿Cómo ve la situación energética chilena y los desafíos que el país tiene en esta industria?

Hay mucho entusiasmo en relación al sector energético en Chile, tanto entre las empresas estadounidenses como en el Gobierno de Estados Unidos. ElOverseasPrivate Investment Corporation, por ejemplo, ha sido muy activo en financiar proyectos solares en la zona norte de Chile y las empresas estadounidenses han estado a la cabeza en el desarrollo de algunos de estos proyectos. También hay firmas presentes en el sector hidroeléctrico y de combustibles fósiles. Cada entorno tiene sus desafíos, y uno de los beneficios de tener una asociación fuerte es que podemos compartir experiencias en lo que hemos sido exitosos y en lo que hemos fracasado, compartir buenas prácticas y trabajar juntos para abordar los desafíos, tanto en la región como a nivel mundial.

-Usted visitó Chile en mayo y la Presidenta Michelle Bachelet viajará a Estados Unidos en junio, ¿cómo prevé que será la colaboración en materia energética y en qué ámbitos?

Ambas visitas demuestran la seriedad con la que abordamos la relación bilateral entre Estados Unidos y Chile, particularmente en el área de la cooperación energética. Los dos países reconocen la importancia de hacer mejoras en materia de eficiencia energética, desarrollar fuentes de energía renovable, y tener redes confiables e inteligentes. La administración del Presidente Obama tiene un enfoque de todas las alternativas: energías renovables no convencionales (ERNC), eficiencia energética, energía convencional, en su política de energía. Vemos que hay un enfoque similar en Chile, y es por eso que nuestros esfuerzos de colaboración abarcan un amplio rango de aspectos tecnológicos, como políticos. Por ejemplo, quisiéramos continuar cooperando en energía solar y otros renovables, en eficiencia energética en edificios y en otros sectores, así como en la implementación de redes inteligentes y microredes, y en el desarrollo responsable del petróleo y fuentes de gas.

-¿Cuáles son los componentes clave de la política energética de la administración del Presidente Obama?

Está basada en ERNC, eficiencia energética y energía convencional, y está enfocada en desarrollar una amplia variedad de fuentes de energía para asegurar nuestro futuro en la materia, así como minimizar los efectos del cambio climático. Esto significa que tenemos que invertir en tecnología de nueva generación para sacar provecho del poder del viento, el agua y el sol; aumentar la producción de petróleo; apoyar un incremento en la producción de gas natural; y utilizar energía nuclear, que es segura y confiable. Para asegurar la fortaleza, asequibilidad y confiabilidad de nuestra oferta energética, nuestras políticas están orientadas a mantener fuertes alianzas entre los sectores público y privado. En la práctica, esto se traduce en promover decisiones privadas en el uso de energía y servicios relacionados, así como el control de la propiedad sobre la mayoría de la infraestructura energética. El papel del Gobierno en esta asociación es ayudar a establecer las condiciones para una competencia efectiva que esté alineada con nuestras metas nacionales y un mercado abierto y transparente. El Gobierno de Estados Unidos también desea promover opciones tecnológicas para este acercamiento energético en todas las alternativas anteriores. Esto se logra mediante subvenciones y garantías de créditos para la investigación, el desarrollo experimental y la demostración de nuevas tecnologías para la energía convencional, así como para eficiencia energética y energías renovables.

-¿Qué rol juega una política de eficiencia energética en este sentido?

La eficiencia energética es crítica en nuestra estrategia. Hemos avanzado para hacer que nuestros artefactos eléctricos sean más eficientes, lo que incluye mejorar los estándares para los productos y equipos de consumo, así como apoyar la investigación y el desarrollo en mejoras de eficiencia en transporte, construcción y procesos industriales. La administración del Presidente Obama también trabajó muy de cerca con el Departamento de Transporte de Estados Unidos para implementar mejoras significativas en los criterios de eficiencia de los vehículos, lo que permite un ahorro en el consumo de combustible y una reducción en las emisiones de CO2. Estos son sólo algunos ejemplos de cómo la eficiencia nos ayuda a reducir nuestro consumo de energía, costos e importaciones.

 

Comentarios