“EE.UU. tiene más fuerza de lo que la gente piensa”

El crecimiento de 4% del Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre sorprendió al mercado, como tampoco era esperable la gran caída que hubo en el primer trimestre. Pero siempre he pensado que Estados Unidos es una economía que tiene más fuerza que lo que la gente piensa”, explica Vittorio Corbo, economista e investigador senior del Centro de Estudios Públicos (CEP).

Y es que para el ex presidente del Consejo del Banco Central de Chile, la flexibilidad de la economía estadounidense ha permitido resolver los problemas de la crisis desde un comienzo. “De las economías más avanzadas, es la que tenía la mejor oportunidad de empezar a recuperarse”, señala. No obstante, prefiere ser cauteloso, expresando que si se mira el crecimiento desde que el país salió de la crisis, ha sido en promedio de 2,2% en los últimos cinco años, lo que es algo “tenue”.

-¿La recuperación de Estados Unidos es sostenible en el tiempo?
-Las cifras entregadas van a validar el hecho de que Estados Unidos va bien en su recuperación. Va a llevar a mucha gente a pensar que su economía tiene fuerza suficiente, pero todavía queda mucho daño de los factores que llevaron a la crisis, donde muchos de ellos todavía no se han corregido. Todavía tenemos un endeudamiento de las familias con respecto al ingreso que, aunque ha bajado, todavía es alto. Hay endeudamiento del Gobierno en el ingreso, que es alto por el déficit que se generó en los años de crisis. Hay mucha discusión sobre cuál es la nueva tasa de crecimiento potencial, de si esta crisis le ha hecho daño. La Oficina de Presupuesto del Congreso, que es una institución autónoma y que no responde a ningún partido político, ha revisado a la baja el crecimiento potencial. Hoy día, hablamos que Estados Unidos no puede crecer más allá de 2% o 2,2% sin que se creen problemas de desequilibrio y de inflación.

Las tasas de crecimiento sostenibles van a ser más modestas de lo que pensábamos antes de la crisis, porque algún daño queda. Este crecimiento de 4% vino después de una caída brutal y estamos discutiendo cuál será la velocidad de crucero. Lo más probable es que la economía va a crecer hacia adelante en promedio 2% y 2,5%. El próximo año será mejor, porque estamos saliendo todavía de un gran exceso de capacidad. En 2015 no descarto un crecimiento de 3%, transitoriamente. Diría que entre 2,5% y 3,5%, en 2015. Es muy probable que más de 3%. Pero después, la economía va a empezar a crecer más cerca del producto potencial.

– ¿Cuándo cree que la Reserva Federal (FED) comenzará a normalizar la política monetaria y empezar a retirar los estímulos?
Ésa es la discusión de los próximos meses, ahora que está claro que la FED va a terminar su programa de compra de bonos en octubre, es en qué momento empieza a retirar el alcohol para que no se emborrachen los presentes. La economía está creciendo por encima del crecimiento potencial y empieza a comerse las brechas de capacidad que se habían acumulado, y comienza a haber riesgo de inflación. No se resaltó mucho, pero las cifras de inflación de la canasta de consumo que se utiliza para la construcción de las cuentas nacionales ha ido subiendo. Está en la zona en la cual la Reserva Federal empieza a complicarse. En el margen, está creciendo sobre 2%, la meta es 2%, entonces ya va a empezar la discusión con mucha más fuerza de en qué momento empieza a retirar los bonos o comenzar a subir la tasa.

– ¿Cuándo debería hacerlo?
El mercado hasta hace poco tiempo pensaba que avanzado el segundo trimestre o comienzos del tercero. Cuatro meses atrás se pensaba que sería en 2016, ahora se piensa que 2015. Esto se va a ir anticipando al segundo trimestre del próximo año. El mercado va a leer mucho las palabras de la FED respecto a cuán preocupado están. De hecho, Charles Plossep votó en contra de la frase de que lo más probable es que las tasas se van a mantener bajas por mucho tiempo. Vamos a ver cada vez más miembros del Consejo de la Reserva Federal preocupados de que la economía empieza a comerse el exceso de capacidad de los últimos años. Y ahí la inflación empieza a subir. Pero todos los estímulos que se introdujeron para echar a andar la economía, si siguen, pueden estar creando burbujas o problemas de estabilidad financiera hacia el futuro. Si hay problemas de estabilidad financiera, lo que se va a usar son regulaciones macro prudenciales para controlar los sistemas financieros, pero no tienen mucha experiencia en ellas. Mejor usar la medicina más tradicional, que es empezar a retirar los estímulos monetarios.

– ¿Se utilizarán las mismas herramientas de antes, como la venta de bonos o buscarán otras alternativas para evitar la inflación?
Van a utilizar la forma más tradicional.Tiene un stock de bonos brutales que han acumulado estos años para reactivar la economía. Lo que va a empezar a hacer es retirar liquidez vendiendo esos bonos. La idea es vender esos instrumentos al mercado y con eso va a ir restringiendo la capacidad de préstamo de los bancos. Es el mecanismo más tradicional.

– ¿No se buscará otra fórmula?
Creo que va a hacer eso.

– Usted señaló que ya comienza a haber riesgo de inflación. ¿Visualiza un impacto en el escenario inflacionario en el mediano plazo?
Sí, la economía empieza a crecer por encima del potencial por mucho tiempo, pero todavía hay espacio para que crezca por encima de ello. Estuvo muy por debajo del potencial por mucho tiempo. Si la economía puede crecer en velocidad crucero en 2% o 2,5% hacia delante, cuando el exceso de capacidad omience a ir desapareciendo, en ese momento el riesgo de inflación va a ser cada vez más importante. Hoy día, con este crecimiento de 4% en el segundo trimestre, nos comimos el exceso de capacidad de años anteriores, pero todavía queda capacidad. Pero la FED va a monitorear con mucho cuidado las presiones inflacionarias que se van a empezar a incubar cuando la economía empiece a crecer por un período sostenido. Hasta hoy, en el mercado laboral queda mucho más espacio antes de que comiencen a crearse presiones salariales, y yo concuerdo. Ahora todo apunta a que la creación de empleo va a subir, la inversión de las empresas también, porque ven un futuro mejor. La economía muestra mejores signos de salud hoy que hace dos o tres años.

Mayor prudencia
– ¿En el largo plazo, usted cree que la crisis va a dejar algún cambio estructural en la economía de Estados Unidos?
Si pensamos en la época 2003-2007, la economía creció a una tasa muy buena, pero requirió de muchos estímulos, como los atletas que usaron estímulos para tener buen rendimiento. Se crearon efectos colaterales: a los atletas se les destruye el hígado, entre otras cosas, y a la economía, y al sistema financiero, se le creó un riesgo excesivo. Lo más probable es, que hacia adelante, el crecimiento será con mucha más prudencia y, dichos estímulos estarán prohibidos. Lo que vamos a ver, por ejemplo, es un sector de la construcción con una contribución más modesta que en ese período, con crecimientos menores que esos años, pero más sostenible. Ahora los bancos tienen que ser mucho más prudentes en los préstamos. Van a solicitar un pie más grande para la compra de una casa, y eso va a dejar fuera a gente que no tiene las condiciones para hacerlo. El lado positivo, y que nos uede sorprender hacia arriba, es la revolución tecnológica en lo que se refiere a la producción de petróleo. La economía americana ha sido capaz de hacer las principales revoluciones tecnológicas de los últimos 30 años, puede haber otra, parecida a lo que estamos viendo en el petróleo.

– ¿Qué impacto tendrá para Chile las mejores cifras de la economía de Estados Unidos?
Va a tener un efecto positivo para Chile, por el hecho de que nosotros tenemos una canasta de exportación muy diversificada hacia Estados Unidos. anteniendo el resto de las cosas sin cambios, el hecho de que un socio importante como Estados Unidos crezca sobre 3%, en vez de 2% (este 2014), va a hacer que sea un mercado muy atractivo para exportar. Eso también va a ayudar a Europa, es un vaso comunicante, porque Estados Unidos también será un buen mercado para empresas europeas, lo que hará que dicho continente tenga algo más de crecimiento. Estados Unidos nos va a crear un ambiente en los países avanzados mejor que el de 2012 y 2013, que también ayuda a Chile.

Riesgo de burbujas

Para algunos expertos, la inyección de dinero podría haber generado sobreprecios en el mercado bursátil. ¿Se crearon burbujas?
Hay una preocupación. Si miramos el último informe del Banco de Pagos Internacionales, el tema central fue el mantenimiento de estímulos monetarios,
tasa de interés y compra de bonos, donde hay que tener cuidado, porque se puede estar alimentando la próxima crisis financiera. Hay una preocupación de que los precios de los activos inmobiliarios en muchos países están ricamente valorados. Las bolsas también, entonces hay una preocupación. El banco fue más allá y dijo que tal vez había que subir la tasa de interés para quitarle fuerza a estos precios. Yo creo que es mucho. La tasa tiene un rol importante que jugar todavía, dado que la economía tiene aún mucho exceso de capacidad. Si mañana se presentan problemas de posibles burbujas, hay que experimentar con regulación macro prudencial, o como lo hacen autoridades regulatorias en Chile, exigiendo más provisiones cuando los créditos están financiando un valor muy alto de la casa, por ejemplo.

-¿Pero en qué sectores hay o habrá burbuja?
Más que en el mercado bursátil, que tuvo una caída brutal en 2008 y 2009 y lo que ha hecho ahora es recuperar, tal vez donde sí pueda haber una burbuja es en los precios de los bonos de empresas con clasificación de riesgo débil. Ahí puede haber un poco de burbuja y están pagando costos de financiamiento muy bajo.

-También se ha hablado del área salud.
Si es verdad eso, no me preocuparía porque no tiene efecto macro, porque es un sector muy chico.

Comentarios