AmCham promueve diálogo sobre Eficiencia Energética

Reafirmando una vez más su compromiso de contribuir con el desarrollo de una política energética sustentable para Chile mediante la experiencia de EEUU, la Cámara Chilena Norteamericana de Comercio (AmCham), en conjunto con la Universidad de Chile y el Ministerio de Energía, llevaron a cabo el Foro Internacional de Eficiencia Energética, instancia en la que se dio inicio al diálogo y la participación en torno a la futura Ley de Eficiencia Energética (EE) que será enviada al Congreso Nacional durante el primer semestre de 2015. 

Según establece la Agenda de Energía presentada por la Presidenta Michelle Bachelet en mayo de este año, la meta es alcanzar un ahorro energético del 20% hacia 2025, considerando el crecimiento esperado del consumo del país para esa fecha: 20.000 GWh al año, lo que equivale a una capacidad instalada de centrales a carbón de 2.000 MW. 

“Creemos que esta es la dirección correcta para poner a la Eficiencia Energética en el día a día de las personas, lo que esperamos que en el largo plazo mejore su calidad de vida”, enfatizó la Presidenta de la AmCham, Kathleen Barclay, quien también destacó la motivación que ha mostrado el sector privado frente a este tema, lo que facilitará que el país cuente con una política energética inclusiva. 

Esta actividad fue realizada en el marco de la plataforma Energía 2050, con la que se busca definir de forma participativa la política energética de Chile-, y en la que el Ministro de Energía, Máximo Pacheco, ha comprometido a diversos actores del sector académico, público y privado para contribuir activamente con la iniciativa. “Necesitamos de encuentros de este tipo, necesitamos discusiones, diálogos y conversación para hacer bien y mejor nuestro trabajo como Estado”, destacó la titular de la cartera de Energía durante el foro, quien ya ha firmado compromisos de EE con el Consejo Minero, la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) y el Ejército de Chile. 

El desacople

La falta de un mercado minorista de energía en Chile fue uno de los temas que se abordó durante la actividad, lo que redunda en que los consumidores finales -regulados o libres- no pueden acceder a más de un comercializador. 

“Nosotros tenemos precios mayoristas que se derivan de licitaciones o precio spot, eso da cuenta de los precios de nudo o precios de compra a las distribuidoras”, explicó el profesor asociado del departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Chile, Rodrigo Palma, quien también señaló que en Chile, a final de cuentas, se obtiene una tarifa que se define en $/kWh, lo que da paso a un acoplamiento entre la dinámica de operación de la distribuidora y el consumo final. Es decir, la distribuidora recibe ingresos en función de los kWh que vende, lo que desincentiva su participación en la eficiencia energética. 

Al respecto, Rafael Friedmann, asesor estratégico de Pacific Gas & Electric Company (PG&E), comentó que en California el desacople entre ingresos y ventas de las distribuidoras de gas empezó en 1978 y le siguió el eléctrico en 1982, y ambos han venido funcionando bien desde entonces. “Por eso invertimos US$ 1.000 millones o $1.500 millones anuales para promover la eficiencia energética”, destacó. Un escenario que fue posible gracias a un acuerdo entre el regulador y las compañías eléctricas, el que establece que es el primero, quien fija las metas de ahorro para los programas. “Cada tres años comparamos las ventas de electricidad con cuánto se ganó y fijamos un precio para la energía, de manera de adaptarla a la baja o al alza según el consumo”, explicó. Por ejemplo, una compañía que vende 100 unidades de energía por US$ 10 cada una, consigue US$ 1.000, pero si vende 90 unidades, aumenta el precio de la unidad para que siga ganando US$ 1.000 y viceversa. 

Por su parte, el director de asuntos regulatorios de Opower, Scott Neuman, agregó que otro factor relevante y que será esencial en el mercado chileno, es la relación entre las empresas generadoras de energía eléctrica y los clientes. Señaló que “generamos comunicaciones personalizadas para los usuarios y logramos obtener la eficiencia energética mediante el comportamiento en el sector residencial y de pequeño comercio. A través de los programas que hemos implementado, logramos ahorros entre 1,5% y 2,5% de consumo por usuario”. 

En relación a las experiencias estadounidenses abordadas en el foro, el ministro Pacheco afirmó que “aún estamos a tiempo de aprender de la experiencia extranjera y tomar medidas para generar un desacople entre el crecimiento y el consumo energético, antes de tener un nivel excesivamente alto que implique medidas mucho más costosas”. 

Sector público y transporte 

El foro contó con la presencia de la Subsecretaria para Asuntos Internacionales del Departamento de Energía de Estados Unidos, Phyllis Yoshida, quien llamó al sector público a dar el ejemplo aplicando nuevas medidas y tecnologías de eficiencia energética acompañadas de la difusión de sus avances e impacto, a fin de generar una cultura por parte de las personas. Indicó, además, que es importante incorporar instrumentos de fomento – por ejemplo, para incentivar estudios de eficiencia energética- para que el sector privado se involucre con esta iniciativa. Sin embargo, también llamó a tener en cuenta las precauciones para que no sea un gasto en vano, ya que “si el Estado financia la totalidad del estudio, es muy probable que una vez finalizado, éste no se aplique. Sin embargo, si el Estado pone el 50% y la empresa el otro 50%, es más probable que sí se considere”. 

En tanto, la gerenta de asuntos regulatorios de FirstFuel EE.UU., Jordana Camarata, enfatizó en la importancia que la regulación en torno a la eficiencia energética sea bien estudiada y redactada, de manera sumamente clara y específica, a fin que no resulte inaplicable para ciertas industrias. Además, comentó que en el caso de Estados Unidos, ésta era distinta entre los distintos estados, pues cada uno posee sus propias características, oportunidades y necesidades. 

El Foro Internacional de Eficiencia Energética congregó a expertos del sector público y privado, tanto chilenos como estadounidenses, generando un espacio de diálogo e intercambio de experiencias, aportando a la futura legislación en eficiencia energética y al análisis de su impacto en sectores como el industrial, minero, marítimo y de transporte. 

De Izquierda a derecha: Rodrigo Castillo, Empresas Eléctricas; Scott Neuman, OPOWER; Dra. Phyllis Yoshida, U.S. Department of Energy; Máximo Pacheco, Ministro de Energía; Kathleen Barclay, Presidenta AmCham Chile; y Rafael Friedmann, PG&E.

 

Galería de fotos
Ver más

Comentarios