Pensiones en Chile: Un Desafío País

La coyuntura nacional hoy está focalizada en diversos temas que preocupan a la ciudadanía, así como a los sectores público y privado. Somos una sociedad que ha ido modificando sus costumbres y que en la segunda década del siglo XXI está teniendo un rol cada vez más activo y participativo en torno a contenidos vinculados a la economía, la seguridad, la cultura, la educación, la salud y, en particular, al rol de la familia y la calidad de vida, en un país que está trabajando por alcanzar el desarrollo.

Estos temas hoy se discuten y debaten en los medios de comunicación, en los trabajos, en los hogares y en la calle. Es en este contexto en que los chilenos estamos cada vez más conscientes sobre nuestro futuro, lo que ha transformado la importancia de asegurar una vejez digna en un tópico clave.

Probablemente, una de las temáticas más discutidas en los últimos meses ha sido el desafío del sistema de pensiones en cuanto a responder a las necesidades y expectativas de los cotizantes, principalmente en relación a la importancia de mejorar el monto de las jubilaciones, aspecto en el que parece haber consenso.

Para poder abordar este tema con las mayores posibilidades de éxito posible, resulta fundamental promover un diálogo entre el ámbito público y privado que busque, de manera reflexiva y con altura de miras, oportunidades de mejora que sean reales y sustentables en el tiempo. Eso implica -pese a lo fundamental del tema y lo urgente que es para miles de chilenos- no abordarlo de manera apresurada, sino que con el tiempo necesario para lograr un análisis profundo con un diálogo integral entre todos los actores de la sociedad.

Chile hoy cuenta con una base sólida para iniciar este trabajo, que es un sistema de pensiones que ha sido emulado por varios países, pero que tras 35 años de operación y conforme la sociedad ha ido evolucionando, requiere también de algunos cambios. Pese a ello, es importante no olvidar los aportes que ha realizado al desarrollo del país y a la calidad de vida de las personas, principalmente mediante el impulso que le ha dado al mercado de capitales nacional, a través de la creación de fondos de ahorro que hoy ascienden a US$ 173.000 millones, cifra equivalente a 70% del PIB. Gracias a esta inyección de recursos, se han creado muchos empleos y se ha registrado un alza en los salarios.

Como filosofía de la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio, AmCham Chile, el diálogo público privado es fundamental y, más aún, cuando se trata de abordar políticas públicas. Por ello, su directorio ha formado una mesa técnica de trabajo, la cual está analizando la situación del sistema de pensiones chileno y las variables que inciden en su funcionamiento, de manera de elaborar un documento con observaciones y recomendaciones que se hará llegar a las autoridades pertinentes para aportar en este trascendental proceso que hoy enfrenta el país.

Asimismo, el artículo principal de esta edición de Business Chile busca aportar a este diálogo con una mirada reflexiva al sistema de pensiones chileno, complementada con la visión de expertos internacionales en la materia. Le invitamos a sumarse a este diálogo nacional, pues las jubilaciones son responsabilidad de cada uno de los chilenos, en el sentido que como cotizantes somos dueños de nuestros ahorros y responsables de aportar mensualmente a nuestra cuenta de capitalización individual desde que somos laboralmente activos. Por lo tanto, es fundamental estar informados, lo cual ayudará a llegar a un consenso país en este tema.

Comentarios