Nuevo escenario político en Estados Unidos

El año 2016 termina con un nuevo escenario político para Estados Unidos, luego que las últimas elecciones presidenciales dejaron al candidato republicano Donald Trump como el próximo mandatario de ese país, quien llega a la Casa Blanca este 20 de enero.

El resultado de estos comicios fue sorpresivo para muchos dadas las proyecciones de las encuestas y el perfil poco tradicional de Trump, e incluso ha generado incertidumbre en algunos sectores. Sin embargo, no hay que olvidar que Estados Unidos cuenta con una institucionalidad sólida que establece límites y equilibrios entre los poderes del Estado, lo cual es avalado por una vasta trayectoria democrática.

En lo que respecta a su relación con Chile, ésta es sólida e integral, producto de décadas de trabajo conjunto. Este vínculo bilateral es una asociación constructiva, en la cual ambos países hacen aportes concretos. Ello, es muy relevante, ya que marca la diferencia respecto de las relaciones de Estados Unidos con otras economías, las cuales muchas veces se identifican por tener un carácter más bien asistencialista. Por otro lado, es integral, puesto que incorpora diversos temas en profundidad, tales como: comercio, inversión, cultura, ciencia, tecnología, entre otros. También es estratégica, ya que tiene principios y valores compartidos, como la promoción de la democracia, los derechos humanos, la libertad económica, la lucha contra la pobreza y el apoyo a la paz mundial.

Con la experiencia de casi un siglo de trayectoria, como Cámara Chileno Norteamericana de Comercio, AmCham Chile, no vemos motivos para que esta relación bilateral no siga avanzando y enriqueciéndose. Por el contrario, vislumbramos un gran potencial para ampliarla y fortalecerla, por lo que seguiremos trabajando activamente para cumplir con nuestra misión de promover el libre comercio, la inversión y una plena integración entre Chile y Estados Unidos, creando valor a nuestros socios y la sociedad.

En los últimos años, AmCham ha desarrollado un creciente rol vinculando intereses y acercando posiciones entre el sector público y privado de ambos países. Y lo seguiremos haciendo. También, continuaremos promoviendo la aprobación por parte del Congreso norteamericano del Tratado para Evitar la Doble Tributación entre Chile y Estados Unidos, pues estamos seguros de su beneficio para el comercio bilateral. Asimismo, seguiremos promoviendo nuestros argumentos respecto de los beneficios del Tratado Transpacífico de Libre Comercio (TPP).

Además, esperamos generar interesantes oportunidades para nuestro programa Look North, que promueve las oportunidades de desarrollo de negocios chilenos en diversas áreas en Estados Unidos. Adicionalmente, ampliaremos y profundizaremos nuestra agenda para promover el comercio y la inversión entre las dos naciones en beneficio de sus habitantes.

Estamos confiados en la sólida base de la relación Chile-Estados Unidos, así como en su potencial. En este contexto, creemos que lo que ésta requiere hacia adelante son mejores canales de comunicación y fortalecer el diálogo, promoviendo la diversidad, identificando oportunidades y propuestas concretas para abordar temas de manera conjunta entre ambas sociedades. Estos son parte de los desafíos de AmCham Chile para 2017.

Comentarios