ManpowerGroup presentó los mitos y desafíos de la Ley de Inclusión Laboral en 4to AmCham Member to Member

ManpowerGroup, empresa especializada en la externalización de servicios de gestión de recursos humanos, fue la protagonista de la cuarta versión del ciclo “Member to member”, instancia única y colaborativa entre las empresas y organizaciones socias de AmCham Chile donde en cada sesión, un socio destacado transmite experiencias y buenas prácticas de alto valor estratégico que abordar diversos temas de interés para las empresas socias.

En esta versión, el encuentro trató sobre “Ley de Inclusión Laboral:  Mitos y desafíos de un talento desconocido”. Anabella Capetillo, Líder Diversidad e Inclusión ManpowerGroup, abordó el tema a pocos meses de la entrada en vigencia de la nueva Ley 21.015 de Inclusión Laboral para personas con Discapacidad, que establece una reserva de empleos del 1% para personas con discapacidad en organismos del Estado y empresas privadas que cuenten con 100 o más trabajadores.

Capetillo profundizó en el impacto que ha tenido en las organizaciones el cambio normativo y los estereotipos a derribar entre los equipos encargados de seleccionar y contratar a personas con discapacidad. “La ley 21.015 entró en vigencia desde abril y en octubre se cumple el plazo máximo para su implementación, pero una de las grandes barreras que detectamos es la ausencia de una política inclusiva por parte de la plana ejecutiva de diversas empresas”, explicó Capetillo. “Es necesaria una evaluación rigurosa de los puestos de trabajo para personas con discapacidad más allá de la ley de cuotas, tiene que haber un análisis cualitativo”, agregó.

Entre los principales mitos a la hora de aplicar la ley, se encuentran la creencia de que el entorno puede ser peligroso para el trabajador con discapacidad, la presunción de que estará enfermo frecuentemente y el desconocimiento a la hora de comunicarse. “En el primer punto, es necesario contar con vías de acceso adaptadas, especialmente para los que utilizan sillas de ruedas, pero por lo general ellos pueden adaptarse sin problemas a la infraestructura de cada compañía. Tampoco es cierto el punto de las enfermedades frecuentes, especialmente si están cumpliendo con un tratamiento médico. En cuanto al último punto, siempre hay que tratar a las personas desde el respeto, no exagerar y preguntar si necesitan de nuestra ayuda. Debemos aceptar sus diferencias sin discriminar”, precisó Capetillo.

Durante el año, AmCham continuará realizando estos encuentros mensuales donde un socio AmCham ofrece compartir sus mejores prácticas e información de relevancia con otros socios AmCham, en diferentes áreas de su especialidad.

Galería de fotos
Ver más

Comentarios

El envío de comentarios está deshabilitado.