Estudio de UPS revela incentivos y trabas de vehículos eléctricos

Beneficios ambientales y menor costo de propiedad están impulsando a que más flotas de vehículos comerciales migren a unidades eléctricas, según un estudio de UPS y GreenBiz. En el informe “Curve ahead: The future of fleet electrification” (“Una visión al futuro: la venidera electrificación de flotas”), los líderes de la industria identifican los incentivos y barreras para la electrificación y las estrategias para que el mercado de vehículos eléctricos comerciales sea más atractivo.

El 83% de las grandes empresas encuestadas consideran la sostenibilidad y metas ambientales como principales motivadores. Un menor costo total de propiedad (tanto los directos como indirectos) y los ahorros durante la vida útil del vehículo, es el segundo factor entre las razones principales, que cita el 64% de los encuestados.

Junto al ahorro de combustible, los vehículos eléctricos (VE) requieren menos mantenimiento que los de combustión interna.

A pesar de interés por la electrificación, muchos operadores de flotas enfrentan desafíos. El 55% de los encuestados mencionó el precio inicial de compra de los vehículos comerciales eléctricos como la barrera principal, mientras que el 44% considera como un obstáculo la infraestructura inadecuada para puntos de recarga.

El 92% informa que sus instalaciones no están “muy bien equipadas” para acomodar las estaciones de recarga para vehículos comerciales.

El estudio, también, señala que menos de la mitad de las empresas está trabajando con gobiernos o empresas de servicios públicos para abordar el tema de la infraestructura de puntos de recarga.

“Los desafíos de costos y requisitos de infraestructura pueden ser desalentadores, pero hemos empezado a ver surgir soluciones”, comentó Scott Phillippi, director de mantenimiento e ingeniería automotriz de UPS. “En los Estados Unidos recientemente hicimos un pedido de 50 camiones de entrega eléctricos, los que anticipamos estarán a la par en cuanto a costos con los vehículos convencionales que funcionan con diesel. Y en Londres, pudimos encontrar una solución para nuestras necesidades de recarga a través de una colaboración entre el gobierno y organizaciones privadas. La necesidad del negocio, en combinación con la creciente preferencia que tienen las ciudades y los gobiernos locales por los Vehículos Eléctricos (VE) nos ayudará a alcanzar un punto de inflexión para la adopción de la flota de VE a gran escala”.

Comentarios

El envío de comentarios está deshabilitado.