Estudio de Willis Towers Watson identifica beneficios de implementar wellness en empresas

Actualmente nos encontramos en un entorno laboral cada vez más competitivo, tecnológico y globalizado, en el que los estándares son más exigentes y las empresas necesitan ventajas, no solo para diferenciarse, sino para destacar sobre su competencia. Es por esto que, en el último tiempo, las compañías han implementado diversas acciones y se han sumado a la tendencia de favorecer el disfrute de las personas por su trabajo. Hoy, uno de los principales focos está dirigido a promover la buena salud, lo que es actualmente un desafío considerando el creciente sobrepeso y obesidad que alcanza, según la última Encuesta Nacional de Salud, el 76% de la población laboral.

Sobre esto, la Universidad de Talca realizó un estudio donde comparó obesos vs. no obesos entre 20-65 años. Los primeros presentaron un promedio en ausencias mensuales de 1,37 días, mientras que los segundos registraron 0,12. Con esto, se concluye que las personas obesas son menos productivas y representan un mayor costo. Otro estudio realizado por la consultora Willis Towers Watson (WTW) demostró que el estrés, la falta de actividad física y la obesidad, son temas que destacan entre los empleados, siendo el estrés el mayor elemento citado en América Latina con un 72%. En base a esto, un 45% en Latinoamérica dice que la falta de presupuesto es su principal barrera para poder mejorar.

Los beneficios de implementar un plan wellness

El implementar un plan de wellness en las empresas, más que un gasto, representa un beneficio, ya que se basa en crear programas dirigidos a mejorar la salud y el bienestar. Para profundizar, las compañías con mayores niveles de felicidad logran mejores resultados comerciales, reflejándose en cuatro puntos: Un aumento en un doble compromiso empresarial por parte de los trabajadores, un día menos de ausentismo promedio al año, 19% del crecimiento de ingresos por empleado y disminución en 1.3 puntos del costo de atención médica anual por empleado.

“Si damos una mirada hacia el futuro, la mayoría de las empresas están poniendo foco en incrementar sus programas de salud y bienestar, para así construir una cultura que pueda perdurar y fomentar estas conductas saludables a largo plazo”, asegura Álvaro Cristi de WTW.

En definitiva, alinear los beneficios con los propósitos de la compañía puede contribuir a que los empleadores demuestren cómo valoran a sus trabajadores. Las organizaciones que lo logran aportan un significado tangible a la experiencia de sus colaboradores, demostrando que les importa no sólo dónde están hoy, sino dónde quieren estar en los próximos años.

Comentarios

El envío de comentarios está deshabilitado.