Sandra Guazzotti en Ideas Quiñenco: “La globalización está avanzando hacia una nueva era de interconectividad”

 

Una interesante conversación y análisis se generó la mañana de este jueves en la conferencia virtual “¿El Mundo es un pañuelo? La globalización ante la pandemia”, de Ideas Quiñenco, en donde participó como expositora Sandra Guazzotti, presidenta de AmCham Chile, junto a Oscar Hasbún, gerente general de CSAV.

 

Ambos ejecutivos, desde las perspectivas de las actividades en que participa cada uno, analizaron el contexto actual y los desafíos que enfrentará Chile y el mundo tras la pandemia. Y, al contrario de algunas proyecciones que hay sobre la mesa hoy, los dos coincidieron en que la globalización seguirá un camino de profundización, solo que de una manera diferente a como la conocemos hasta ahora.

 

En esa línea, Sandra Guazzotti inició su exposición señalando que “si bien estamos presenciando el final de la globalización como la conocíamos, estoy convencida de que la globalización está transitando a una nueva era y que va a marcar la era de la nueva globalización es la interconectividad”.

 

Para la presidenta de AmCham Chile, esa interconectividad implica tres desafíos globales: el cibercrimen, la automatización y su impacto en el mercado laboral y el cambio climático, este último, asegura, el más importante de todos.

 

Pero no solo se trata de desafíos, Sandra Guazzotti asegura que esta nueva era de la globalización significará grandes oportunidades, especialmente para países como Chile, a partir de la tecnología y el conocimiento. “Pero, tenemos que actuar con urgencia y visión de largo plazo”, aseguró.

 

La presidenta de AmCham Chile mencionó el ejemplo de Japón, India e Israel como casos de éxito a seguir y señaló que Chile también puede ser uno más en esa lista, ya que no puede proyectar su desarrollo sin globalización. “Chile no tiene alternativa, no tiene la escala para hablar de conceptos como nacionalismo estratégico o autonomía económica”, dijo.

 

 

Para competir en un mundo, donde el capital será más escaso y al mismo tiempo habrá una mayor competencia por ese capital, el país tiene herramientas para jugar un buen papel.

 

Por un lado, aseguró Sandra Guazzotti, Chile ya tiene un camino recorrido, ha hecho las reformas estructurales y de primera generación necesarias, que tienen que ver con generar institucionalidad, tratados de libre comercio y mercados de capitales robustos.

 

Para seguir avanzando, esbozó los principales ejes de acción: avanzar en una política nacional de inteligencia artificial, buscar los mecanismos que permitan asegurar la conectividad e impulsar mucho más aceleradamente un ecosistema robusto de desarrollo e innovación.

 

“Este es un momento único e histórico. Es cierto, hemos sido fuertemente golpeados por la pandemia, pero es un momento que nos permite sentarnos a conversar sobre el futuro que queremos dejarles a las próximas generaciones”, concluyó.

 

Comentarios

El envío de comentarios está deshabilitado.