Luz del Norte: la mejor central fotovoltaica de Chile

Los paneles solares de First Solar consisten en mejor coeficiente de temperatura y mejor respuesta espectral en comparación a los panales de Silicio.

La central fotovoltaica Luz del Norte de 141 MW ha inyectado más de 1,9 TWh de energía eléctrica al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), lo que la convierte en la central fotovoltaica que más electrones ha inyectado al SEN en su historia. Pero hay un dato llamativo detrás de este hito, a diferencia del resto de plantas fotovoltaicas que usan paneles de Silicio poli cristalino y mono cristalino, Luz del Norte nunca ha sido lavada ni de forma manual ni automática.

Lo anterior fue posible producto de las ventajas tecnológicas de los paneles solares de Capa Fina CdTe producidos por First Solar, empresa socia de AmCham, e instalados en Luz del Norte, que consisten en mejor coeficiente de temperatura y mejor respuesta espectral, transformando más energía solar en energía eléctrica en lugares húmedos en comparación con los panales de Silicio.

Además, su respuesta lineal al sombreado permite perder menor cantidad de energía en las sombras del amanecer y atardecer en comparación con los panales de Silicio; y acumulan menos polvo, generando menores pérdidas por ensuciamiento.

Por otro lado, First Solar produce cada panel CdTe con una huella de carbono 2,5 veces menor y con un consumo de agua 3 veces menor que la de los paneles de Silicio, lo que en definitiva lo convierten en el panel producido con menos impacto ambiental. Sumado a esto, la compañía produce sus paneles en Estados Unidos, Vietnam y Malasia en un proceso continuo “bajo un mismo techo”, obteniendo un mejor control de calidad de cada panel.

Luz del Norte es también la primera central fotovoltaica del mundo que tiene la capacidad de entregar servicios de estabilidad y confiabilidad de la red en condiciones reales de operación/mercado. La importancia de este hito radica en que para acelerar la transición hacia una matriz eléctrica 100% renovable no sólo hay que eliminar las centrales térmicas convencionales en la provisión de energía, sino que también en la provisión de estos servicios de estabilidad y confiabilidad a la red eléctrica.

En otras palabras, según indican en la compañía no se puede alcanzar un sistema 100% renovables si la provisión de estabilidad viene de centrales térmicas. Por lo tanto, Luz del Norte abre la puerta a un sistema eléctrico 100% renovable confiable, seguro y estable. La relevancia de este hito ha sido reconocida por múltiples organizaciones internacionales como IRENA, Mission Innovation y Solar Impulse Foundation.

Comentarios

El envío de comentarios está deshabilitado.