Talento digital: En Chile solo el 5% de los profesionales con doctorado migran hacia el sector privado

Aumentar la conexión entre las universidades y las compañías fue la principal conclusión del webinar organizado por AmCham Chile.

La Cámara Chilena Norteamericana de Comercio, AmCham Chile, llevó a cabo el encuentro virtual en que se abordó la transferencia de talento digital entre el mundo académico y el sector privado, y las oportunidades que existen en la actualidad para llevarlo a cabo, y así promover la movilidad de talento de forma más efectiva.

El encuentro contó con la apertura de la gerente general de AmCham Chile, Paula Estévez, y un panel conformado por la directora ejecutiva de Acústica Marina, Marcela Ruiz; el gerente de Estrategia de Datos en Banco BCI, Pablo García; el profesor asistente de la Facultad de Ingeniería y Ciencia de la Universidad Adolfo Ibáñez, Luis Aburto; y el senior Technology Consultant en EY, Roberto Muñoz. La conversación fue moderada por el Co-Chair del Comité de IA y académico de la Universidad de Chile (FEN), David Díaz.

En la instancia, el senior Technology Consultant en EY, sostuvo que uno de los grandes desafíos del traspaso de talentos desde la academia al mundo empresarial es el cambio del paradigma cultural. “Esta es una de las principales barreras porque la cultura de trabajo es distinta: en la industria hay que resolver problemas en cuestión de meses o incluso semanas, mientras que en la cultura de la investigación los tiempos por lo general abarcan años”, indicó.

De acuerdo con las cifras expuestas por Muñoz, quien es astrónomo de formación, solo el 5% de los profesionales con doctorado en Chile migran hacia la industria privada, siendo que el escenario ideal sería que esa cifra se ubicara en torno al 30%.

Esto, a pesar de que existen fondos que apuntan a potenciar dicho traspaso, como los que impulsan CORFO o ANID, por ejemplo.

¿La razón? A juicio de todos los participantes del panel, falta alinear de forma correcta el mundo privado con el de la investigación. “La inversión privada en investigación es muy baja en Chile, es cerca del 2%, muy inferior a otros países, lo que de por sí nos entrega una gran oportunidad en la que se puede vincular y alinear correctamente a estos dos integrantes de la sociedad”, estimó el profesor asistente de la Facultad de Ingeniería y Ciencia de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Según los expertos, es vital y provechoso que ambos mundos se relacionen dentro del plano laboral, ya que les permite lograr sinergias combinando talentos de distintas áreas: “Los profesionales STEM ayudan a generar atmósferas de aprendizajes en las empresas, que motivan a otros trabajadores que no necesariamente tienen conocimientos dentro del rubro científico, ya pueden aportar con la mirada de que el conocimiento se construye todo el tiempo”, explicó Muñoz.

“Debemos adaptarnos a estos talentos; hay que estar preparados para que esa persona tenga quizás un mayor sueldo que su jefe, por ejemplo, y este líder debe ser alguien que motive al talento, que trabaje con él, que puedan mantener una conversación del mismo nivel, no una jefatura meramente administrativa”, acotó el gerente de Estrategia de Datos en Banco BCI.

Lo anterior fue respaldado por Muñoz, quien comentó que los profesionales del área STEM escasean siendo muy importante incentivar su reclutamiento: “Hace diez años la estadística decía que el número de trabajadores de esta área debía multiplicarse por ocho, y hoy una década después, aún estamos lejos de alcanzar la meta”, apuntó.

Por su parte, Aburto, a modo de ejemplificar este traspaso de talento, dijo que muchas veces la industria necesita generar productos y soluciones de forma rápida por medio de inteligencia artificial. En este sentido, el académico agregó que “la interacción desde la investigación permite construir inteligencia artificial, que no es usar un chatbot como a veces algunas empresas creen. Este es un trabajo profundo de largo plazo, intenso y de investigación: allí la academia le da un aporte diferencial a la industria”.

Para la directora ejecutiva de Acústica Marina y bióloga marina de profesión, generar equipos transdisciplinarios en las empresas es muy importante en el traspaso de talento entre ambos mundos. A juicio de la científica, “los equipos deben mezclar no solo profesionales de distintas áreas, sino que, además, estos deben tener también distintos niveles de estudios, considerando tanto doctores como personas con post-título, así como tesistas e incluso alumnos que estén saliendo de la enseñanza media”.

Finalmente, el gerente de Estrategia de Datos en Banco BCI, dio su receta para tener un traspaso de talento exitoso: “Hay que tener un equipo científico dentro de la empresa que entregue valor rápidamente al negocio, dando pequeñas soluciones en el corto plazo, pero que igualmente trabaje en temas estructurales de largo plazo”, culminó.

 

 

Comentarios

El envío de comentarios está deshabilitado.