Sistema laboral que es tendencia en EE.UU. se instala fuertemente en Chile

Sorry, this entry es only available in spanish For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Generalmente, la modalidad de temporales se asocia a cargos técnicos u operativos que son solicitados para proyectos específicos o a servicios de apoyo como aseo, logística o marketing, entre otros. Sin embargo, está tomando fuerza que las empresas opten por el plazo definido para puestos profesionales a nivel de jefatura y gerencia.

En Estados Unidos y Europa, los Servicios Transitorios Profesionales y Outsourcing conforman un amplio porcentaje -más del 50%- dentro del universo de contrataciones. En Chile, según datos de Robert Half, el porcentaje de contratos temporales corresponde a un 30%, cifra que según las proyecciones debería aumentar en los próximos años.

Para muchos, esta modalidad es aún desconocida y si han escuchado de ella, tanto compañías como candidatos desconfían de su efectividad. Por otro lado, mucha gente ya ha notado los beneficios de los Servicios Transitorios, incluso han planificado su desarrollo de carrera en torno a las contrataciones temporales.

Las empresas suelen usar esta contratación en casos de necesitar un equipo para un proyecto específico, Outsourcing, reemplazos o cargos que llevan vacantes mucho tiempo. Es más, según el estudio “Time To Hire” de Robert Half, el 72% de los gerentes chilenos ha contratado a un trabajador temporal para que desempeñe una función permanente por dificultades en el proceso de reclutamiento.

Karina Pérez, directora de Robert Half en Chile, explica que “hay muchas personas que optan por esta modalidad, porque les permite un mayor equilibrio entre la vida personal y laboral, enfrentarse a nuevos desafíos, la posibilidad de conocer nuevas industrias y reintegrarse al mercado después de largos períodos sin trabajar”.

Otro de los beneficios del Outsourcing y las contrataciones por proyecto es que cuando una persona ingresa a una compañía bajo esta modalidad, tiene muchas posibilidades de quedarse en un cargo permanente una vez finalizado el proyecto o el reemplazo. Si la experiencia es positiva, es muy probable además que tanto el colaborador como la empresa vuelvan a repetir la experiencia.

“Si bien en Chile vemos interés por parte de las organizaciones de contratar servicios transitorios en el ámbito profesional, la consolidación de esta tendencia va de la mano con las regulaciones y la legislación laboral, la que es aún muy dura y entrega poca flexibilidad”, agrega Karina Pérez.

Los procesos de búsqueda de candidatos para cargos temporales y Outsourcing son por lo general rápidos, cerrando procesos en días o pocas semanas. Esta característica y la flexibilidad hacen de esto un modelo de gestión más inclusivo. Al respecto, Karina Pérez señala que “lleva a que los empleadores presten menos atención a variables que no estén comprendidas entre las habilidades técnicas”.

De esta forma, los Servicios Transitorios Profesionales fomentan la inclusión de personas en situación de discapacidad, mujeres, profesionales con poca experiencia y profesionales sénior, entregándoles una oportunidad que un puesto permanente no podría darles.

Comentarios

El envío de comentarios está deshabilitado.