Pdta. AmCham Chile: “Debemos ver a las empresas como agregadores de valor social, más allá del valor económico”

Sorry, this entry es only available in spanish For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Sandra Guazzotti, Presidenta de AmCham Chile, participó el jueves 23 de enero en el lanzamiento del estudio La Voz Del Mercado de EY Chile, que analizó la percepción de altos ejecutivos sobre la calidad y prácticas de gobierno corporativo.

Guazzotti fue parte del panel de expertos que estuvo también compuesto por Alfonso Swett, presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio; José Pedro Arellano, director de empresas y fundaciones; José Antonio Martínez, gerente general de la Bolsa de Santiago; y Cristián Lefevre, presidente de EY, quienes analizaron los resultados y conclusiones de la tercera versión del estudio.

En su participación, la Pdta. de AmCham Chile se refirió a cómo ha cambiado el enfoque del mundo privado producto del estallido social: “Lo que está cambiando hoy en las empresas es el concepto mismo de competitividad, que ya no se remite solo a excelencia de productos e innovación en servicios, hoy se está ampliando a incluir un elemento que es clave y que tiene que ver con la legitimidad social”.

Guazzotti agregó que “debemos pensar y repensar qué significa hoy ser buena empresa, si queremos ser reconocidos realmente como actores legitimados de la sociedad. Empresas como agregadores de valor social, más allá del valor económico”.

Resultados estudio La Voz del Mercado

En la tercera versión de “La Voz del Mercado”, EY junto al Instituto de Directores de Chile y la Bolsa de Santiago dieron a conocer el estudio que revela los principales focos para los gobiernos corporativos de las empresas más transadas en bolsa.

En la instancia, Fadua Gajardo, directora ejecutiva del Instituto de Directores de Chile y gerente de Gobierno Corporativo de EY, presentó los principales resultados del estudio. “Antes del estallido social, el mercado ya estaba dando señales de que las empresas tenían que adaptarse a un nuevo contexto social, con un mercado más crítico y una sociedad exigiendo mayor velocidad a las empresas en todos los aspectos”.

Además, prioridades como la incorporación y retención de talentos y seguridad de la información pasaron a segundo plano, siendo reemplazadas por adaptación de la fuerza laboral al nuevo contexto e incertidumbre regulatoria. La única prioridad que no se movió de su lugar fue sobre temas de riesgo y reputacionales. Junto con esto, un 89,7% de los encuestados cree que tras los movimientos sociales cambiará el enfoque de los directorios.

Otra arista del estudio es sobre el funcionamiento del Gobierno Corporativo de las empresas, dónde se pregunta sobre cinco pilares: estrategia de negocios, ambiente de control, acceso a la información, trato igualitario a accionistas y gestión de sostenibilidad. Este año, la evaluación sobre modelo corporativo mostró bajas respecto del año anterior y, de hecho, fue la evaluación más baja de los cinco pilares desde que se comenzó a realizar la encuesta hace tres años. Según Cristián Lefevre, presidente de EY, antes del estallido social ‘el mercado ya estaba dando señales de que las empresas tenían que adaptarse a un nuevo contexto social, con un mercado más crítico y una sociedad exigiendo mayor velocidad a las empresas en todos los aspectos’, y tras el estallido social esto queda en evidencia.

El gerente general de la Bolsa de Comercio de Santiago, José Antonio Martínez, coincide con Lefevre, y afirmó que, ‘las empresas son actores relevantes de la sociedad y, por ello, hoy se les exige desarrollar proyectos que no solo se justifiquen económicamente para los inversionistas, sino que también entreguen valor a sus clientes, colaboradores, proveedores y a la comunidad donde están insertas’. En la sección ‘preguntas coyunturales’, previo al 18 de octubre, se concluyó que solo un 19% de los encuestados cree que las empresas realizan una adecuada supervisión de riesgos no financieros y un 26% estima que los directorios de las empresas abiertas en bolsa están realizando acciones para que haya alineación de incentivos con factores no financieros. Por otra parte, un 70% considera que la gestión activa de factores ambientales, sociales y de Gobierno Corporativo (ASG) es influyente para la decisión de inversión de una firma.

En el apartado ‘lo que nos contaron los entrevistados’, el estudio afirma que la mayoría de las empresas, después del 18 de octubre, han dedicado tiempo a reflexionar y buscar medidas contingentes para los trabajadores y a revisar los sueldos. Además, dicen que estas enfrentaron dificultades para entender la magnitud de la crisis y cómo reaccionar ante ella. Otro resultado que arrojó fue que hay un bajo conocimiento de los directorios sobre los manuales de gestión de crisis, a excepción de las empresas de utilities y de explotación de recursos naturales. En las prioridades ASG, en temas ambientales, un 66,9% aconseja que se priorice el uso de agua; en las áreas sociales, un 64,1% cree que se deben revisar las políticas salariales y de beneficios, y en el área de gobiernos corporativos, un 91% concluye que lo más importante es la ética en los negocios.

Revisa el estudio completo AQUÍ

Comentarios

El envío de comentarios está deshabilitado.